Abra los ojos antes de perderlos

En esta fechas de celebración y parranda hay que tener cuidado con el licor adulterado. Otra entrega de la campaña ¡Estás vivo, vive!

En el transcurso de este año, las autoridades han incautado en Medellín y el área metropolitana 22.974 botellas de licor adulterado, por un valor de 293 millones de pesos. Y apenas comienzan las festividades decembrinas. Es por eso que en esta época de mayores celebraciones, cuando se corren más riesgos de comprar y consumir este tipo de licor, es importante entender la dimensión de su gravedad. Más que el fraude o la falta de licencias, el gran peligro son los perajuicios para la salud, como lo explica el médico toxicólogo y especialista en adicciones, Hugo Gallego.

¿De dónde sale?
La producción del alcohol para consumo humano, alcohol etílico o etanol, requiere un complejo proceso industrial en el que es indispensable un estricto control de calidad y, entre otros factores, una temperatura estable que garantice la pureza del licor obtenido. Cuando estas condiciones no se logran, como sucede en el caso de los alambiques clandestinos o en las elaboraciones caseras, se obtienen mezclas en proporciones diferentes del mismo alcohol etílico y alcohol metílico o metanol. El metanol es el llamado alcohol de madera; es un líquido claro que se diluye bien en agua y tiene un olor a madera poco perceptible. Se utiliza como alcohol industrial por su gran poder disolvente y su capacidad anticongelante, y es bien absorbido tanto por vía digestiva, como por vía respiratoria y por la piel.

Son varios los orígenes del licor adulterado. En ocasiones se elaboran bebidas alcohólicas a partir de alcohol antiséptico. Este es alcohol etílico de una concentración tres veces más alta que la de un aguardiente del mercado. En otras ocasiones, el alcohol adulterado puede originarse de la fermentación de productos vegetales como las cáscaras de algunas frutas. “En nuestro medio es frecuente que las personas establezcan alambiques caseros para la obtención de alcoholes por este método de fermentación, combinándolo con métodos de destilación. El alcohol obtenido por método de fermentación es alcohol etílico con unas pocas cantidades de alcohol metílico”, explica el doctor Gallego. En otros casos, se utiliza el metanol directamente para hacer una bebida alcohólica.

A su salud
La degradación del metanol a sus metabolitos tóxicos se da en la retina, donde la luz tiene un papel fundamental. Es allí donde se produce el daño del nervio óptico que resulta en ceguera. Además el alcohol metílico o metanol es un depresor del sistema nervioso central, es un potente irritante de mucosas y de vías respiratorias. “Se transforma inicialmente en formol, que es muy soluble en agua, y se acumula en tejidos ricos en agua como es el caso del ojo. Luego se transforma en ácido fórmico que altera todas las estructuras de la célula y produce acumulación de ácidos en todo el organismo, lo que puede llevar a intoxicación grave, inflamación cerebral y a la muerte. Un solo trago es capaz de causar la muerte a un adulto”, explica el toxicólogo Gallego.

Cuando se consume licor de dudosa procedencia, se produce una intoxicación metílica, en un periodo variable entre dos horas y tres días, caracterizada por la aparición de un guayabo más fuerte de lo usual, acompañado de visión nublada, luego borrosa, fastidio para mirar la luz, dolor de cabeza, palpitaciones, náuseas, mareo, vómito frecuente, dolor abdominal, gastritis y, en los casos más graves, respiración rápida y pérdida del sentido y convulsiones.

Para tener en mente
• La persona que toma alcohol adulterado puede percibir efectos fuertes con los primeros tragos.
• Revise que las tapas y etiquetas estén en perfectas condiciones antes de consumir el licor.
• Solo compre en estanquillos, licoreras y supermercados.
• Sospeche de precios muy económicos.
• Como medida de primeros auxilios, suministre al enfermo un trago doble de una bebida alcohólica auténtica, y trasládelo inmediatamente al centro asistencial más cercano.
• Verifique si el licor es adulterado introduciendo el código de la estampilla en syctrace.com.co desde su celular.