A regalar vida

    A regalar vida
    La idea es crear consciencia de que los mejores regalos no son necesariamente objetos o dinero

    Se acerca la temporada navideña y de fin de año y con ella las fiestas, las celebraciones y el licor. Paralelamente, se incrementan los accidentes de tránsito por alcoholemia, los atracos callejeros, los casos de fleteo, las riñas, el número de personas quemadas con pólvora y las urgencias médicas producto del abuso del alcohol y la comida. El resultado es que en diciembre, más que en cualquier otra época del año, las clínicas y hospitales necesitan sangre para salvar la vida de muchas personas. Y la única manera de obtener esta sangre es mediante la donación.
    Donar sangre es un acto altruista. Es dar vida a otras tres o cuatro personas que el donante no conoce. La idea es crear consciencia de que los mejores regalos no son necesariamente objetos o dinero; regalar vida a través de la donación de sangre sí que es valioso, constituye un acto de generosidad sencillo e inigualable.
    Es por esto que Vivir en El Poblado apoya la iniciativa ciudadana Celebro la vida, en Navidad dono sangre, que cuenta con el apoyo de los nueve bancos de sangre de Medellín. Su página, con el mismo nombre, ya se encuentra activa en Facebook con el ánimo de movilizar el mayor número posible de ciudadanos. Con el lema “Esta Navidad regala vida, dona sangre”, esta campaña busca sensibilizar a los ciudadanos para que se conviertan en donantes, ojalá habituales.
    Detrás de Celebro la vida, en Navidad dono sangre está una trabajadora social de Medellín que pudo salvar su vida a principios de este año gracias a la solidaridad de ocho donantes. “Estas ocho personas viven conmigo, su sangre circula por mi corazón”, dice, y ahora quiere retribuir el milagro de que fue objeto, estimulando a otros para que sean solidarios y se conviertan en donantes.
    Para ser donante se requiere tener entre 18 y 65 años, ser una persona sana, pesar más de 50 kilogramos, presentar el documento de identidad, no haber donado sangre en los últimos cuatro meses (las mujeres) o tres meses (los hombres), haber dormido por lo menos cuatro horas antes de la donación y tener disponibilidad de 15 a 20 minutos mientras se donan 450 centímetros cúbicos de sangre, los cuales se recuperan en las 24 horas siguientes. Valga aclarar que donar sangre no engorda ni enflaquece. Tampoco afecta la salud. Todo lo contrario, la mejora porque se renuevan los componentes de la sangre, como las plaquetas, el plasma y los glóbulos rojos.
    En Medellín hay varios sitios fijos donde se puede donar. Son ellos la Clínica Medellín (del Centro), la Clínica Las Américas, el Hospital General, el Hospital San Vicente de Paúl, la Clínica León XIII, la Clínica El Rosario (en sus dos sedes), el Hospital Pablo Tobón Uribe, la Clínica Cardiovascular y la Cruz Roja.
    Es, pues, el momento de dar un buen regalo para esta Navidad, de donar sangre, si se está en condiciones de hacerlo, y sentir la gran satisfacción de salvar la vida a otros.