A quién se le ocurre

¿A quién se le ocurre?

Este peligroso vidrio botado en el cruce de la 10A con la 38, como si se tratara de cualquier basura, fue advertido por Esteban Cañas. Este lector de Vivir en El Poblado manifiesta su preocupación por el descuido de las personas al dejar estos objetos que pueden herir a alguien o caerse hacia la vía y generar muchos inconvenientes con los vehículos que bajan a gran velocidad.