A partir de mañana habrá cobro de parquímetros desde el minuto cero en Vía Provenza

La denominada “primera hora de gracia” tiene el tiempo contado, debido a los controles que desde este miércoles ejercerá la Secretaría de Movilidad en las celdas de parqueo ubicadas en la carrera 36, entre las calles 7 y 10

parquimetros

La Secretaría de Movilidad hizo hincapié en que los impulsadores debidamente uniformados son los únicos autorizados para efectuar el cobro, por concepto de parqueo, en todas las zonas de la ciudad

Por: Álvaro León Pérez S.

En entrevista telefónica con este portal, el subsecretario de Control de Tránsito, Carlos Marín, recordó que la denominada “hora de gracia” no está reglamentada por ninguna resolución o decreto y que las tarifas vigentes son de $3.400 por hora y por fracción de hora, para los carros; y de $1.400 por hora y por fracción de hora, para las motos.

“Mañana se dará la instrucción de controlar la zona y se va a socializar la medida con la comunidad. Quien le pague a un “trapito rojo” está incurriendo en una situación sin fundamento alguno en la normativa vigente; ni en la Resolución 1875 de 2010, ni en el Decreto 1111 de 2009, cuyo artículo 12 reglamenta el uso del espacio en las zonas de estacionamiento regulado”, aseguró el funcionario.

Sobre los controles, Beatriz Eugenia González, gerente territorial de El Poblado, precisó que las únicas excepciones que se contemplan son el lapso entre las 8:30 y las 9:30 de la mañana, así como el periodo comprendido entre las 6:30 y 7:30 de la tarde, durante las misas que se celebran en la parroquia La Divina Eucaristía.

“Vamos a respetarle al padre las horas de la misa. Sin embargo, legalmente no existe una hora de gracia que permita el parqueo sin costo, a cualquier hora del día, en Vía Provenza. Hay un gran desorden en el sector porque la gente dice que va a parquear una hora y luego mueve el vehículo a otra celda y así permanecen todo el día en una zona que es de estacionamiento regulado. Lo que queremos es trabajar la legalidad porque en este momento no hay forma de hacer control, no sabemos quien cobra, ni quien parquea”, manifiesta la funcionaria.

jac poblado centro.jpg

En el salón de la parroquia La Divina Eucaristía tuvo lugar la reunión convocada por la J.A.C. Poblado Centro

Las reacciones no se hacen esperar
Tras conocerse la decisión de la Secretaría de Movilidad, hoy mismo se celebro una reunión extraordinaria, convocada por la J.A.C. Poblado Centro, en la que algunos residentes y empresarios de Provenza expresaron que la medida atenta contra el comercio, al desestimular el flujo de clientes al sector.

“Hay que recordar que cuando se implementó el sistema de parquímetros se hizo de manera concertada, cuadra por cuadra, y que la comunidad de este sector aceptó la medida, con la condición de que hubiera una primera hora de gracia en las celdas ubicadas sobre la Via Provenza. Los locales de acá están ocupados por cafeterías y sastrerías, entre otros negocios, los cuales cierran temprano y no pueden subsistir sin esa hora de gracia. Esta es gente que está legalizada y paga impuestos. No puede ser que ahora tengan que asumir ese costo y quebrar”, declaró Amparo Gaviria, presidenta de la J.A.C. Poblado Centro.

Además de solicitar que se continúe aplicando la “primera hora de gracia”, las personas reunidas propusieron pedir a la Administración Municipal que formalice la actividad de los “trapitos rojos”, mediante la creación de una cooperativa que los carnetice y uniforme, a la vez que se acompaña y supervisa su quehacer.

Asimismo, en la reunión se escucharon quejas porque, según los asistentes, la Alcaldía de Medellín se comprometió a reinvertir en la zona un porcentaje del recaudo de los parquímetros, sin que hasta ahora se haya cumplido tal promesa.

“Dijeron que el 10 o 20 % de esos ingresos serían reinvertidos en el ornato y la seguridad del barrio y eso no se ha hecho. Desconocemos el monto de ese recaudo pero suponemos que, después de diez años que llevan funcionando los parquímetros, tiene que ser una cifra muy importante. Entendemos la figura del parquímetro, nos parece que tiene su justificación, pero creemos que se debe replantear, buscar una solución y mirar como se va a trabajar de aquí en adelante”, sostuvo Jaime Álvarez, comerciante y residente del sector.