A Las Palmas también llega el progreso

Por Juan Carlos Franco
Por Juan Carlos Franco / Francamente / opinion@vivirenelpoblado.com

Es una de las zonas de mayor desarrollo residencial y de utilización vehicular intensiva. La entrada de la Acuarela es estrecha e insuficiente para lo que hay hoy y lo que se viene.

Destaqué en la columna anterior el interesante listado de obras que se estarán ejecutando en breve en Llanogrande, Rionegro, el aeropuerto y zonas aledañas. Y cómo impactarían de manera positiva la movilidad del Oriente cercano, hoy frecuentemente colapsada.

En otro sector del Oriente, aun más cercano a Medellín, también hay una acumulación de proyectos de próxima iniciación, quizá menores, pero con potencial de alto impacto. Se trata de una serie de ampliaciones, conexiones y retornos viales en el Alto de Las Palmas, bajo responsabilidad del Municipio de Envigado.

Publicidad

No sobra recordar que Envigado, además de pertenecer al Valle de Aburrá, también es uno de los municipios más importantes del Oriente. El Alto de Las Palmas y su zona de influencia, así como sus principales corredores viales, están en su jurisdicción.

Para empezar, hay contempladas varias vías internas en los sectores de Acuarela y Balmoral. Unas son ampliaciones, otras nuevas. Unas financiadas por Valorización, otras como “obligación de equipamiento” de las parcelaciones nuevas de la zona. Y otras más, que construye el Municipio, pero son “compensadas en dinero” por los urbanizadores.

Ya era hora. Es evidente que una de las zonas de mayor desarrollo residencial -y de utilización vehicular intensiva- es el Alto de Las Palmas. Evidente también que la entrada de la Acuarela es una vía increíblemente estrecha e insuficiente para lo que hay hoy y lo que se viene.

Además, se contempla la conexión de toda esta zona con la Variante del Aeropuerto, a un kilómetro de Indiana.

En cuanto a vías principales, es importante registrar que se harán retornos en puntos críticos, algo que hemos reclamado durante años. Facilitarán la movilidad y reducirán la muy alta accidentalidad vial. En especial de la Variante. Mientras menos giros a la izquierda, mejor.

Habrá uno nuevo en el Alto, entre el Columbus School y Viva. Por fin se eliminará el actual, tan forzado y mal diseñado. Y por la Variante, habrá tres más entre Indiana y el peaje.

También se eliminará la actual glorieta de Indiana, dando paso a vías que no se cruzarán entre sí en ese punto, para eso estarán los retornos cercanos. En una segunda etapa se construirá un puente para conectar directamente la doble calzada de Las Palmas con la Variante.

Adicionalmente, se harán accesos decentes en la nueva transversal de la Montaña, tanto en su conexión con Las Palmas como con El Escobero.

Muy tarde, pero bienvenidas las obras. ¡Que inicien cuanto antes!

Publicidad