A falta de ciclorrutas, nos quitarán las existentes

Desarrollo Sostenible

Desde Luis Pérez Gutiérrez, el hoy gobernador de Antioquia, hasta la fecha, la ciudad ha construido casi cincuenta kilómetros de ciclorrutas. Los alcaldes siguientes, Sergio Fajardo, Alonso Salazar, Aníbal Gaviria y hoy Federico Gutiérrez, no han tenido una apuesta seria y concreta por realmente hacer los tramos prometidos.

Por Daniel Suárez Montoya

Luis Pérez dio el primer paso y son las ciclorrutas que vemos en Laureles y sectores aledaños al Estadio y otras más. Fajardo y Salazar pasaron casi en blanco y Gaviria construyó un poco más de 10 kilómetros. Por su parte, el alcalde Gutiérrez en su plan de desarrollo prometió 80 kilómetros y el Área Metropolitana aportaría también a esa cifra, para que Medellín finalmente pensara en movilizarse en bici y de forma segura, ya que uno de los principales miedos de las personas para moverse en bici, es el tener que compartir la calle con otros vehículos.

Publicidad

Hoy llegamos al tercer año del alcalde y hasta la fecha, de los 80 kilómetros que él prometió, solo se han logrado contar 9 kilómetros más, los cuales se encuentran en el Jardín Circunvalar, llamada la Ruta de Campeones, y unos pequeños tramos en San Juan, La Floresta y La Alpujarra, además de algunos que empiezan a construirse en Guayabal.
Adicional a esto, el mantenimiento de la cicloinfraestructura actual tiene retrasos, como se está viendo en Palacé, que hasta marzo no veremos trabajos para su mejoramiento.

Pero estos no son los peores males, porque pareciera que en esta administración todo tiende a ser peor. Resulta que en el POT hay un anexo que dice cada proyecto debe contar con un espacio para los no motorizados, en este caso hablamos del peatón y el ciclista; sin embargo, desde la Dirección de Planeación se están pasando por encima el POT y como ocurrirá en la avenida Jardín en Laureles, eliminarán la ciclorruta construida desde las épocas de Luis Pérez, para darle paso a un mejoramiento de andén y una ampliación en la vía. Es decir, no solo no tendremos 80 kilómetros de ciclorruta, sino que a los 50 existentes le empezaremos a restar cicloinfraestructura y el alcalde de turno pasará de ser el que prometió un reto mayor en el número de ciclorrutas a ser el que le quitó espacio a la bicicleta por simples caprichos burocráticos y para completar, saltarse documentos tan importantes como el POT, que marca la hoja de ruta para una ciudad con 400 kilómetros de vías para ciclistas en los siguientes años.

Esto no solo sucederá en Laureles, sino también en El Poblado, donde en algunos proyectos de mejoramientos de vías no se ha contemplado las ciclorrutas. Por ejemplo, se supone que debería haber una que va desde el parque de El Poblado hasta la 34 por la calle 10 y que en la actual disputa por la ampliación en Provenza, también debería haber un espacio para ciclorruta.

¿Qué sucede en esta administración, específicamente en Planeación, que no quieren la ciclorrutas y no solo no construyen, sino que están buscando eliminarlas? ¿Qué pasa con el control político que deberían ejercer los concejales de la ciudad, especialmente los que han promovido el uso de la bicicleta y han respaldado proyectos para ello?

Estamos en años de elecciones municipales, queda poco tiempo para cumplir metas y esta administración se irá con la promesa que nos hizo de 80 kilómetros de ciclorrutas, además, nos quitará las que ya teníamos para el uso de todos y todas.

Publicidad