A disfrutar el verano en la universidad

A disfrutar el verano en la universidad
Si no va a viajar durante estas vacaciones, los cursos y programas en las universidades son una buena alternativa

El receso académico universitario es generalmente largo. A diferencia de la época de descanso de un empleado, con 15 días hábiles, los estudiantes tienen cerca de dos meses para disfrutar de otro tipo de actividades y para descansar.
En Medellín, las universidades programan cursos, tanto para sus alumnos como para el público en general. Desde lo académico para quienes deseen adelantar asignaturas pendientes, hasta lo artístico, musical, recreativo y deportivo, para hacer de estos días de mitad de año algo productivo que fomente el desarrollo personal.
Los jóvenes que participan en estas experiencias y están plenamente convencidos de lo que están haciendo, aseguran que no se trata de una manera de pasar el tiempo, sino que los hace sentir independientes y que son importantes para un grupo, además de saber hacer otras cosas sin depender de sus padres.

Escuela de Verano de Eafit
Segundo año consecutivo que la Universidad Eafit realiza esta programación durante el receso estudiantil. Del 12 de junio al 31 de julio, niños y jóvenes entre los 7 y 14 años, tendrán la posibilidad de aprender sobre ingeniería, cultura, comunicación y urbanismo. El espacio también estará abierto para colegiales que cursen noveno, décimo y once. Según Isabel Cristina Gómez, coordinadora de la Escuela de Verano de Eafit, “lo que buscamos es abrir las puertas de la universidad para que la habiten personas diferentes a los estudiantes de siempre. Queremos fomentar el turismo educativo. Los cursos están dirigidos a estudiantes de pregrado y posgrado de cualquier universidad, también para niños y jóvenes, y para profesores en el uso de las TICs (tecnologías de la información y la comunicación)”.
La coordinadora explica que los cursos están diseñados en un ambiente académico y lúdico, para quienes están próximos a ser universitarios y comiencen a acercarse a la decisión de qué carrera elegir para estudiar. Ejemplo de ello son Mi primera campaña de mercadeo, Verano musical, Introducción a la psicología, Derecho de las relaciones internacionales e Ingeniería de procesos, entre otros.
Las inscripciones para la Escuela de Verano van hasta el 7 de junio.

Alternativas
La Universidad CES, por ejemplo, tiene cursos intersemestrales durante las últimas dos semanas de junio. También vacaciones recreativas e invitan el miércoles 27 de junio a las 11 de la mañana, a un recital de poesía en la Biblioteca Fundadores en el marco del Festival Internacional de Poesía.
La Universidad Pontificia Bolivariana tiene programación para niños con semilleros de robótica, química, medicina y fotografía. También habrá fútbol, tenis de campo y artes marciales entre el 12 y el 22 de junio.
La Universidad Nacional, por su parte, ofrece cursos de verano sobre el Tratado de Libre Comercio, proceso de exportaciones, prácticas manufactureras y educación financiera.

Aprovechar el tiempo de vacaciones
Descansar de tareas y de madrugar, es un receso necesario que no debe convertirse en aumento exagerado del uso de tecnologías, videojuegos o en sedentarismo.
Según el decano de la Facultad de Psicología del CES, Juan Diego Tobón, en vacaciones son importantes “las actividades extracurriculares. No solo le ofrecen al niño o joven qué hacer en unas vacaciones o durante el tiempo que no están estudiando, sino que enriquecen su vida, su conocimiento y su desarrollo integral. También ayudará para que los niños mejoren su estado físico y autoestima, y a mantenerlos seguros y protegidos de conductas negativas e inseguras”.
Aunque las vacaciones recreativas de los colegios son una buena opción, actividades como el deporte y la música también. Claro está que es el niño quien debe escoger lo que más le gusta. El psicólogo Tobón le recomienda a los padres ser flexibles con horarios, darles espacios para el encuentro con amigos, estimular su parte creativa y compartir con ellos el tiempo libre.