A cerrar las heridas del pasado familiar

     
 
 
Jorge Llano
 
Juan Sebastián Restrepo
 
     
  Dicen que quien no conoce su historia está condenado a repetirla, una frase que podría sintetizar a la psicogenealogía, que explora el inconsciente de nuestro árbol genealógico, el cual se traslada por generaciones y nos lleva a proyectar sobre los hijos lo que antes proyectaron en nosotros nuestros padres y a la vez sobre ellos nuestros abuelos.
El tallerista y terapeuta Jorge Llano considera éste, como el siglo de la psicogenealogía, y para entender la profundidad de este concepto acudimos a un ejemplo terapéutico, con un hombre que tiene el mismo nombre del abuelo materno, pero no aguanta la presión de ser como él. Siempre lo han comparado. Ahora, a los 42, sigue un guión oculto que lo lleva a las mismas enfermedades del abuelo y a repetir sus relaciones.
Se trata de revisar las heridas del pasado para que dejen de aflorar en nuestra rutina diaria. Si queremos ser libres y evitar tropiezos emocionales, es recomendable que regresemos al pasado y tomemos consciencia de la relación con los padres.
Con esta nueva manera de ver las relaciones surgen los talleres de Reparentalización que buscan cerrar el ciclo de taras y destinos funestos que traemos de las figuras de autoridad. En últimas, encontrar el destino propio. Parafraseando al psicólogo Juan Sebastián Restrepo, se busca soltar estereotipos inconscientes que no nos permiten ser libres.
Entre las personas con superación de estas conductas están quienes logran identificarse en su rol social, no dependen del arquetipo familiar, no pasan cu-entas de cobro a sus padres y no hace juicios hacía lo positivo o negativo que ellos hicieron.
Entre el 4 y el 7 de noviembre el terapeuta Jorge Llano dictará el Taller de Reparentalización para quienes busquen identificar esta herencia inconsciente para ser más libres en sus decisiones y comportamientos en el presente y el futuro. Comuníquese al 314 701 8887.