9 mil contribuyentes de Valorización están en mora

De ese total, hay 2.892 que no han pagado ninguna de las 19 facturas distribuidas hasta la fecha

Por Daniel Palacio Tamayo
Fonvalmed señala que sigue echando lápiz y calculadora para ajustar las cuentas de la entidad. Su director, César Giraldo, reporta que hasta el momento han detectado “pagos que se hicieron con cheques sin fondos, o por otros medios que al final no se hicieron efectivos”. Según Giraldo, estas inconsistencias se encontraron en el proceso de saneamiento emprendido por la nueva administración y significarían unos 30 millones de pesos.

La entidad envió cartas a los titulares de las cuentas que registran estas presuntas irregularidades, Según informó el director del Fonvalmed, “de los 68.853 contribuyentes que tienen la facturación habilitada, hay 63.455 contribuyentes que se encuentran al día, lo que equivale al 87,51% con corte a junio 30”. Los 9.265 contribuyentes en mora deben unos $9.980 millones. La entidad también aseguró que “2.892 se encuentran en mora de las 19 cuotas facturadas hasta ahora”.

Gloria Gaviria, integrante del Comité de Valorización, cree que se deberían buscar otras alternativas diferentes para conocer la razón del no pago. “Fonvalmed no puede ser tan estricto con la comunidad, porque por el otro lado es muy laxo con los contratistas, cuando deberían estar anunciando penalizaciones y sanciones a quienes cometieron errores”.

Caso aparte son las facturas que fueron congeladas por medio del mecanismo del derecho de petición. Según estimaciones oficiales al 30 de junio de 2016, unos 5.982 contribuyentes estaban en una situación similar, lo que suma, según el Fonvalmed, unos 42 mil millones de pesos que aún no ha cobrado, por lo que agilizará los trámites para descongelar esas facturas.

En cuanto a las resoluciones modificadoras que se han impuesto, ya sea tras una revisión de la entidad por reclamos realizados por los ciudadanos o por nuevos cobros a construcciones que iniciaron obra antes del derrame de la valorización, se han cobrado 5.900 millones de pesos y regresado unos 3 mil millones, según estimaciones de Fonvalmed.

Hasta esta semana, el Fondo había logrado recaudar un monto cercano a los 236 mil millones de pesos, pero seguía arrastrando un desfase de 21 mil millones de pesos que no recaudó desde el inicio como se contemplaba en las proyecciones, pero que el actual director espera ir recuperando en el tiempo gracias a los ahorros proyectados y un mejor recaudo. “Junio superó la expectativa de recaudo, con 7 mil 560 millones de pesos, cuando se estimaba recibir 6 mil millones mensuales; en cambio mayo no fue tan bueno porque apenas fue de 5.750 millones”, señaló el funcionario.

Igualmente César Giraldo anunció que cada semana se están renegociando las tasas de interés con los diferentes bancos, aunque aclaró que esas cuentas no están exentas del 4 por mil, por lo que están buscando nuevas alternativas como fiducias o CDT para lograr, a partir de esos movimientos financieros, obtener mejores rendimientos de esos recursos.

Fonvalmed se trastea
César Giraldo también anunció que Fonvalmed cambiará de sede. Antes de septiembre iniciará el traslado desde las oficinas de San Fernando Plaza hacia el aeropuerto Olaya Herrera, lugar donde no solo prestaría atención al público sino también tendría la sede administrativa.

Mientras que en San Fernando Plaza, Fonvalmed paga 18 millones de pesos mensuales de arriendo y por las oficinas ubicadas en La Alpujarra paga otros 10 millones de pesos, en el Olaya Herrera solo pagaría 18 millones. “Eso en tres años solo en arriendos nos ahorraría unos 600 millones de pesos, habría que ver eficiencias por ejemplo en servicios públicos”.

Gaviria celebró la decisión del cambio de sede. “Es muy buena la idea que se vayan a un sitio más económico, se habían demorado, porque han derrochado pagando arriendo en el lugar más costoso de la ciudad. Ya se están apretando el cinturón debido a las quejas de la ciudadanía y los sobrecostos producto de la improvisación”, concluyó la integrante del Comité de Valorización.