500 millones de pesos costará la implosión

Cuenta regresiva para la implosión de la torre 5 de Space
500 millones de pesos costará la implosión
Se verán reducidos a escombros en solo siete segundos

El martes 18 de febrero es la fecha definida por la Alcaldía de Medellín para implosionar la torre 5 del edificio Space (carrera 24 D con calle 10 E), luego de que la constructora Lérida CDO S.A entregara el plan de demolición a la Inspección 14 A de Policía Urbana y al Dagrd. La hora aún no ha sido definida.

Desde las 9 pm del lunes 17 de febrero y hasta la tarde del 18 de febrero, la Alcaldía hará un cerramiento preventivo de 100 metros a la redonda del edificio. Este radio de influencia fue sugerido por la empresa Atila, contratada por la constructora para realizar la implosión, teniendo en cuenta las normas y la cantidad de explosivos que se utilizarán para el procedimiento (75 kilogramos de indugel).


Protocolo de seguridad. Infográfico de la Alcaldía de Medellín

Temporalmente (desde una hora antes y hasta una hora después), de forma preventiva, serán evacuadas las urbanizaciones Interclub, Altos del Poblado y Rincón de la Luz, vecinas a Space.

Por razones de seguridad, se solicitará a la Aeronáutica Civil la restricción de uso del espacio aéreo sobre la zona.

De forma preventiva también estarán cerradas algunas vías. De acuerdo con un informe preparado por Lérida CDO, se cerrará la Transversal Superior (diagonal 25) desde el restaurante Hato Viejo hasta el ingreso a la Universidad CES, en la calle 10 A con la Diagonal 25. Además, estarán cerradas la carrera 24 D (loma del Padre Marianito) desde el restaurante Chuscalito, y la calle 10 E, la cual termina en la Unidad residencial Rincón de la Luz.

Un Puesto de Mando Unificado (PMU) –integrado por las secretarías de Movilidad, Seguridad, Gobierno, Comunicaciones, Medio Ambiente, Área Metropolitana, Bomberos, Policía, Ejército, Dagrd y representantes de CDO y de Atila– asumirá la vocería de las acciones y estará presente en todo momento en el lugar.

Luego de la implosión se hará una verificación del estado de las estructuras y las viviendas aledañas, días antes evaluadas por la constructora para comprobar su condición. Los escombros serán recogidos y de manera prudencial se irán recuperando las vías que fueron cerradas.

Se espera que luego del 3 de marzo los habitantes de Olivares, unidad residencial contigua a Space, puedan volver a sus casas, evacuadas tras el derrumbe de la torre 6. Esto solo será posible una vez los equipos de monitoreo permitan a los expertos establecer que no existe ningún riesgo para que las familias de esta urbanización retornen a sus hogares.

Según la constructora Lérida CDO, la implosión no producirá onda explosiva y generará una sismicidad baja (2,5 en la escala de Richter). El ruido ocasionado será de 110 decibeles en la fuente, en un lapso no mayor a un minuto, y el explosivo no producirá ningún gas.