2012: ideal para alcanzar metas

Empieza un nuevo año y, con este, una oportunidad para cumplir las metas que deseas. Así que te sientas a escribir tus propósitos para 2012 y entonces te das cuenta que algunas de tus metas son las mismas que te pusiste el año pasado. Es más, siendo sincero contigo mismo, son las mismas que te has puesto en los últimos cinco años y que no has podido alcanzar. Te sientes triste y sin confianza en ti mismo porque, peor que no alcanzar una meta, es no alcanzarla año tras año, sin embargo te dices que este año será diferente. ¿Te suena conocido?
Einstein decía que la definición de “locura” es continuar haciendo lo mismo esperando un resultado diferente. Si te identificas con la situación anterior tal vez sea el momento para revisar tus metas en vez de caer en la “locura”. Aquí te sugiero algunos pasos para que revises tus metas y para que este año sí sea diferente.
• ¿Realmente quieres alcanzar esa meta? Muchas veces nos ponemos metas porque otros nos las sugieren o porque creemos que al alcanzarlas vamos a obtener otros beneficios. Pregúntale a tu corazón, ¿por qué quiero esa meta? ¿Qué es lo que estoy creyendo que voy a obtener al alcanzarla? Consejo: Si la razón por la que quieres alcanzar una meta es porque crees que vas a tener más valor como persona o vas a ser más feliz, entonces debes revisarla. La felicidad es una consecuencia de nuestros pensamientos y actitudes y no necesariamente de las metas que alcanzamos.
• ¿Estás dispuesto a dar lo que se requiere para alcanzar tu meta?
Después de un concierto del famoso violinista Isaac Stern, una señora se le acercó y le dijo: Yo daría mi vida por tocar como usted toca el violín. El le contestó: yo la he dado.
Cada que decidimos alcanzar una meta, dejamos de lado otras posibilidades. Muchas veces fracasamos en nuestras metas porque todavía no estamos preparados o dispuestos para renunciar a otras cosas. Así que reflexiona, ¿qué estás dejando de hacer por alcanzar tu meta? ¿Estás listo para renunciar a eso?
• ¿Es tu meta inteligente (SMART)? La teoría de metas SMART dice que estas deben escribirse de tal manera que sean eSpecíficas, Medibles, Alcanzables, Razonables y en un Tiempo determinado. Por ejemplo, en vez de escribir voy a tener mi propia casa, puedes escribir voy a comprar mi propia casa de dos habitaciones antes de que se acabe 2012.
• Recuerda tu meta más a menudo. Muchas veces olvidamos nuestras metas y, por tanto, no trabajamos por ellas. Así que este año crea una alarma en tu celular o calendario que te recuerde tu meta cada dos o tres meses.
• Busca apoyo de un coach o un amigo. Tu coach o amigo puede revisar tu meta, darte una opinión objetiva y recordarte por qué es importante para ti. Está comprobado que las personas que tienen el apoyo de otra persona alcanzan sus metas más seguido que las personas que lo intentan solas.