18.616 accidentes viales

18.616 accidentes viales (de enero 1 a julio 5)
Aunque mejoren algunos indicadores, no deja de preocupar la accidentalidad en Medellín. Su principal causa es la transgresión de las normas de tránsito

Según estadísticas suministradas a Vivir en El Poblado por la Secretaría de Tránsito, desde el 1 de enero hasta el 5 de julio de 2011 se redujo en un 2.5% la accidentalidad por tasas en la ciudad, en este caso por cada 10 mil vehículos, en relación con el mismo periodo de 2010.
Sin embargo, el número real de accidentes viales aumentó, toda vez que también aumentó el número de vehículos que circulan en Medellín, al pasar de cerca de 900 mil a un millón. Es así como mientras en el primer semestre de 2010 (hasta el 5 de julio) se registraron 18.616 accidentes viales, al 5 de julio de 2011 la cifra ascendió a 18.814, un incremento del 6,4%.
Así mismo, se incrementaron los accidentes con motociclistas, al pasar de 8.840 en el primer semestre de 2010, a 9.394 en este año, lo que se traduce en un aumento del 11,3%.

Menos alcohol y gasolina
Como positivo se resalta que los accidentes por embriaguez se redujeron un 42,7%. Mientras en 2010 ocurrieron 557, a la misma fecha de 2011 iban 325. Para la Secretaría de Tránsito esto se explica, por un lado, por el incremento de las campañas pedagógicas y su consecuente incidencia en la conciencia ciudadana y, del otro, por el aumento en operativos de control de las autoridades. En el primer semestre de 2010, por ejemplo, 12.405 conductores fueron examinados en operativos y procedimientos, cifra que subió a 15.719 en igual periodo de 2011, con una variación del 26,7%. Del año anterior a este, el número de conductores embriagados interceptados rebajó de 1.885 a 1.576, un 16,4%.

En apoyo a las víctimas

Entre el 1 de enero y el 5 de julio de 2010, murieron en accidentes de tránsito en Medellín 147 personas, número que este año pasó a 140 (-4,8%). Si se traduce a tasa por cada 10 mil vehículos la reducción es del 12,8%. En cuanto al número de heridos, aumentó de 10.537 en el primer semestre de 2010, a 11.424 en este 2011. No obstante, si se analiza esta cifra por cada 10 mil vehículos, la tasa disminuye en 0,7%.
De acuerdo con datos del Anuario Estadístico de Accidentalidad Nacional de Colombia, del Instituto de Medicina Legal y el Ministerio de Transporte procesados por la Universidad de los Andes y el Fondo de Prevención Vial, en el año 2010 el punto de Medellín que registró mayor accidentalidad con víctimas fue la carrera 64 C con calle 80, cerca al Cementerio Universal y a la Terminal de Transportes del Norte. El 59% de los muertos por accidentes viales en la ciudad son peatones y el 31% motociclistas.
Pero más allá de las estadísticas, el número de víctimas, sea cual fuere, siempre será alto. No solo es doloroso que se trunquen vidas de manera inesperada sino que la estela de la tragedia queda en los allegados y trastorna sus vidas. Precisamente para dignificar a las familias de las víctimas, atenderlas y asesorarlas en su derecho a la verdad, justicia y reparación, recientemente se dio apertura en Medellín a la oficina de la Fundación Por la Vía Por la Vida, Liga Contra la Violencia Vial, con sede en la Secretaría de Tránsito, en el barrio Caribe.

Pandemia
Mary Bottagisio, presidenta de la Liga Contra la Violencia Vial y encargada de esta oficina en Medellín, afirma que la violencia vial es una pandemia que se presenta en todo el país y constituye la segunda causa de muerte violenta en Colombia. “Alcohol y velocidad son las causas más frecuentes que atentan contra la vida de terceros”, afirma, y agrega que la violencia vial es la primera causa de muerte en los jóvenes colombianos, de tal manera que en 2010 fallecieron por esta causa en el país 2.029 menores de 30 años.
La mayoría de eventos fatales automovilísticos –el 79%– se registra en las zonas urbanas. El 24% de las víctimas fallece en Bogotá, el 15% en Antioquia y el 13% en el Valle del Cauca. Con respecto a los accidentes con heridos, Antioquia ocupa el primer lugar, con el 34%; en segundo término el Valle, con el 25%, y luego Bogotá, con el 18%.
Según Mary Bottagisio, la principal causa de las cifras de accidentalidad en Medellín es la transgresión generalizada de las normas de tránsito. “El ciudadano se siente exonerado de cumplirlas”, manifesta. Pese a esto, destaca el esfuerzo de la Alcaldía por contrarrestar la situación. “Medellín ha tenido una clara voluntad de sanción control, de ahí todas las tecnologías que se han venido implementado para cazar a los infractores. En últimas, lo que se busca es educar al ciudadano en su conducta vial, crear conciencia de que el irrespeto a las normas de tránsito pone en peligro a la sociedad y que esta no se puede condenar a ser víctima de un violento vial.”