15 principios para la paz

El jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto De la Calle Lombana, sintetizó en 15 conceptos los principios en que se basan los acuerdos que refrendaremos o no el domingo 2 de octubre
1 Es posible ponerle fin al conflicto mediante la solución política.
2 Una solución solamente militar es larga y dolorosa.
3 Las víctimas son la justificación ética del diálogo. Las víctimas están en el centro. Pero también las víctimas futuras, aquellas que podemos evitar.
4La solución jurídica debe cobijar los distintos actores. Cada uno de ellos debe asumir su responsabilidad. La definición de justicia no se limita al castigo. La justicia ciega no puede obstaculizar el logro de la paz.
5 La reparación es esencial. Simbólica, espiritual y también material.
6 La verdad es el punto de partida de la reconstrucción del tejido social.
7 El perdón es decisión personal, pero la sociedad no puede estancarse en el rencor. No para la condescendencia, pero sí para la reconciliación.
8 Olvidar el campo es un error económico y una invitación a perpetuar una fuente de inequidad que ejerce influencia nociva también sobre la vida urbana.
9 Participación política. Los avances logrados para fortalecer nuestra democracia no son argumento para frenar la ampliación del horizonte de la política.
10 El fin del conflicto es crucial para superar el problema de las drogas.
11La reinserción debe hacerse en un marco de dignidad.
12 Con 50 años de duración y más de 6 millones de víctimas, la excusa del “tú también eres responsable” y la disculpa de “tú empezaste” son argumentos irrelevantes al momento de terminar este doloroso conflicto.
13 La paz va más allá del silencio de los fusiles. El fin del conflicto es una oportunidad para realizar cambios profundos.
14La financiación de los acuerdos exige el aporte de todos, el cual a su vez es un incentivo para la cooperación internacional.
15 El fin del conflicto y la puesta en marcha de una paz firme deben ser un propósito que incluya a todos los colombianos. A todos los colombianos.