Zona Rosa al congelador

Así lo declaró Luis Alberto García el pasado 2 de agosto en un foro sobre la transformación de El Poblado en el Colegio Palermo.

Esto dijo el funcionario a Vivir en El Poblado:

¿Por qué van a congelar el proyecto?

Esta medida es una forma de mostrar coherencia con el principio que anima la concepción y la promoción del proyecto para su ejecución. La filosofía del Plan Poblado va más allá de las meras intervenciones físicas; se concibe con intervenciones normativas, procesos pedagógicos de generación de ciudad y ciudadanía, y especialmente el tema de la convivencia ciudadana alrededor de las normas y de los usos. En particular el proyecto de la Zona Rosa tiene una concepción que se enmarca dentro del principio de corresponsabilidad, no solo financiera sino de los procesos de convivencia.

¿Y por qué se tomó esta decisión?

Hay ambiente de confrontación entre comerciantes y residentes. La Alcaldía busca equilibrio y tomó medidas no tan abiertas, pero tampoco tan restrictivas en torno a los establecimientos públicos. Eso quedaba en observación y en esa medida dispuso que el proyecto de intervención física quedaba en suspenso mientras se resuelve el problema de convivencia.

¿Cómo se puede cambiar esa decisión?

El proyecto está congelado, sujeto a ver cómo se desarrolla el proceso de convivencia entre las partes. El Municipio está adelantando procesos de interacción entre las partes para buscar cambios positivos. Según eso sea, se tomará una decisión.

Vivir en El Poblado averiguó con la Inspección de Policía por los problemas de convivencia y encontró que las quejas del vecindario aluden casi exclusivamente al tema del ruido. Por eso han sido sancionados 5 establecimientos, mientras otros tienen procesos sancionatorios en curso.

Reacciones

Sergio Sierra, del Comité de Comerciantes de la Zona Rosa, declaró que no ha recibido notificación oficial sobre tal determinación y dijo que su organización es ejemplo para los comerciantes de la ciudad por su trabajo ordenado y cumplidor de las normas. “Los comerciantes de La 33, Parque San Antonio, y El Obelisco nos han pedido asesoría (…) Los funcionarios deben medir sus palabras porque lo que nosotros hemos hecho ha sido cumplir compromisos, incluso tenemos una campaña de control del ruido, no hemos incumplido nada”.