¿Y de la movilidad, qué?

Entrevista con el alcalde Aníbal Gaviria (y 3)
¿Y de la movilidad, qué?
En esta última entrega, el alcalde de Medellín responde con el apoyo del secretario de Infraestructura, Javier Darío Toro

Con respecto al problema de movilidad y la gran cantidad de vehículos que hay, no solo en El Poblado sino en toda la ciudad, ¿se planea alguna conversación especial con el sector automotriz para ver qué medidas se pueden tomar, aparte de las vías que se están construyendo y las campañas de cultura ciudadana?

Hoy Medellín tienen un número muy alto de vehículos, pero hacia el futuro va a tenerlo mucho más alto porque en la medida en que la calidad de vida –como esperamos y estamos trabajando para que sea– aumente en muchas otras zonas de la ciudad, es muy probable y previsible que uno de los aspectos que crezca es la tenencia de vehículos privados.

Estamos trabajando para avanzar en tres frentes en ese aspecto: el primero es la cultura ciudadana, no se le puede disminuir la importancia; como ha sucedido en muchas ciudades del mundo, el ciudadano prefiere otros modos de transporte a utilizar el vehículo que tiene, lo utiliza con amigos o con otros miembros de la familia, y no individualmente; el segundo punto es seguir invirtiendo fuertemente y aumentar la porción de inversión que la ciudad hace en modos de transporte diferentes al transporte privado; y el tercer aspecto –tengo que decirlo, aunque sé que a algunos les molesta pero esa es mi obligación como alcalde y como planeador del futuro de la ciudad– tiene que ir enfocado a reglamentaciones que hagan que la utilización de las vías y el transporte privado financien la inversión en otros modos de transporte y en mejora de la movilidad en la ciudad. Estamos invirtiendo la pirámide de la movilidad y eso es un propósito que va a quedar implícito en el POT (Plan de Ordenamiento Territorial): antes tenía como elemento principal el transporte privado, ahora está poniendo primero el transporte peatonal, segundo la bicicleta, tercero el transporte público masivo y cuarto el transporte privado.

La ciudad tiene que seguir invirtiendo y aumentar su inversión en metropluses, tranvías, metrocables… porque la mejor forma de evitar que el ciudadano use el vehículo es darle alternativas para que no necesite utilizarlo. Pero, no ahora sino hacia el futuro, tendrá que mirar alternativas como el cobro de cargos por congestión, y peajes urbanos para vías expresas utilizadas por el transporte privado. No es un tema raro ni diferente al que se ha dado en muchas ciudades que ya han llegado a un punto de maduración del problema de movilidad y han requerido esa mezcla de fórmulas.

En lo peatonal, ¿cuáles son los principales proyectos para El Poblado?
En lo que hemos denominado Corredores de Vida, vamos a hacer unos nuevos corredores peatonales en la 10, entre la zona del metro y la Avenida El Poblado, para que beneficien a toda la gente que suba o baje por ese corredor tan importante. Les daremos condiciones adecuadas, mejores rebajes, mejores materiales, andenes de colores, zonas que tengan áreas verdes para el disfrute, para que los peatones se impacten menos con el clima que tenemos hoy. Por eso vamos a intervenir también por completo la Vía Primavera, a darle unas nuevas y mejores condiciones para que la gente que disfruta en ese sector lo pueda hacer por andenes mucho más cómodos; igualmente, en Manila vamos a intervenir y probablemente en la 10 A, en la zona paralela a la 10, para que el peatón pueda caminar con tranquilidad, con seguridad.

Hoy estamos diseñando 150 kilómetros de Corredores de Vida para toda la ciudad y pretendemos que este gobierno construya por lo menos 50 kilómetros; hoy estamos en construcción en Castilla, Juan Del Corral, Buenos Aires…
En cuanto a los ciclistas, también hay un programa muy importante en conjunto con el Área Metropolitana con el que pretendemos en este periodo duplicar el número de kilómetros; ya el Área está en proceso de construir 12 kilómetros, cuatro de ellos en la comuna 14, desde el Mamm hasta Eafit, por todas Las Vegas…”.

¿Qué políticas tiene la Alcaldía de Medellín para hacerle frente al aumento continuo de motocicletas y su alta accidentalidad?
Hay un tema que compete al gobierno nacional y es el de regulaciones frente al crecimiento inusitado y exorbitante del parque de motos, no solo en Medellín sino en buena parte de las ciudades colombianas. Hay algunas competencias del gobierno que nosotros no podemos invadir en términos de licencias y reglamentaciones. Desde el punto de vista nuestro, hemos estudiado y están en estudio algunas soluciones parciales; la Secretaría de Movilidad ha estado trabajando ese tema pero no ha logrado todavía madurar los diseños hasta el punto de tener una propuesta; hay ideas, por ejemplo, con respecto a carriles dedicados a ellas, o al centro, o a un lado; algunos han propuesto ampliar el carril de la orilla por donde se meten las motos en forma peligrosa –eso está prohibido pero sucede–, y señalizarlo adecuadamente para que pasen por allí sin un peligro para ellos y para los vehículos, pero todavía están haciendo los análisis de diseños y de las vías que podrían tener esos carriles dedicados.

Sin embargo, yo volvería al final, tanto en el caso del vehículo privado como de la moto, porque hay una ley económica que nos indica que la gente seguirá comprando motos en la medida en que sea el transporte más económico y accesible para ellos. Lo que tenemos que buscar es que el transporte público masivo sea más económico, cómodo y seguro; ahí podremos nosotros, no solo esperar que muchos se bajan de la moto y se monten en el transporte masivo, sino que podremos ser un poco más duros con la reglamentación, porque en este momento si usted es muy rígido con las motos, estaría vulnerando derechos de unos ciudadanos que están empezando a acceder a ciertos derechos que antes económicamente tenían vedados. Ahora hay que reconocer que a través de la moto están accediendo a este derecho de movilidad. No se los podemos conculcar sin darles una oportunidad.

¿Qué futuro tienen proyectos para El Poblado como el diseño que están haciendo Argos y Urbam de un corredor peatonal que iría de Ciudad del Río hasta el Zoológico, y que haría parte del proyecto del Metro de construir otra estación entre Poblado e Industriales?
El proyecto de Parques del Río Medellín es de todo el trayecto lineal del río, desde Itagüí hasta Bello, y tiene entre 16 y 18 kilómetros en el punto de Medellín. Se compone de un diseño general, pero se dividirá en proyectos más específicos en cada uno de los tramos del río, y tiene una gran coherencia con lo que hemos hablado de temas de movilidad y espacio público porque estimula además una renovación urbana de todos estos sectores aledaños al río del área occidental y oriental.

La filosofía que estamos buscando cada vez es una ciudad mas densa y más compacta que no se siga extendiendo sino que crezca en densidad en donde deba crecer, no en las laderas sino en la zona central; en la medida en que uno tenga más densidad y que tenga usos mixtos del suelo –todo eso esta en el POT que vamos discutiendo– la gente no va a tener que moverse sino que en un mismo sector va a poder tener vivienda, trabajo, comercio, diversión y va a poder hacerlo en un uso peatonal.


En el Vivero Municipal quedará Telemedellín. De este sector hacia Guayabal habría un puente peatonal

Uno de los sectores que contempla esta renovación urbana es el área de Ciudad del Río, tanto en el costado oriental como en el occidental, en Guayabal. Aquí Argos, en conjunto con otras instituciones, está presentando y diseñando un proyecto muy grande que se llama Entre Orillas y que incluye esa posibilidad de movilidad que estaría prácticamente uniendo desde el Vivero Municipal (en Villa Carlota, donde va a quedar Telemedellín) hasta el zoológico. Hoy no podríamos decir que este proyecto Entre Orillas está aprobado ni que uno de sus componentes, que es el puente peatonal, está aprobado, pero lo vemos con muy buenos ojos, pues ese tipo de proyectos es el que precisamente queremos que se multipliquen alrededor del río en el futuro. El proyecto de Parques del Río lo que quiere es que el río no se vuelva un límite sino un punto de conexión. Para esto se va a tener que coser con muchos puentes peatonales.

(…) En cuanto a las ciclorrutas, el proyecto futuro es tener una lineal desde el primer punto de los límites, en Itagüí, hasta el último punto de los límites con Bello, paralela al río en todo el trayecto. Esa ciclorruta a su vez va a alimentarse con espinas de pescado y otros sistemas con ciclorrutas en las distintas comunas.

Esto no es un sueño, es una realidad que ya está avanzando, y se está construyendo en términos de diseño, planeación y financiación. Esperamos empezar la construcción del primer tramo de Parques del Río Medellín en el último trimestre de este año, al frente del área institucional de la ciudad, que es EPM, el Teatro Metropolitano y Plaza Mayor.