Vuelve el mejor picante, el picante de Doña Ángela

Con un grupo de amigos y amigas nos convertimos en asiduos clientes de este sitio y durante mucho tiempo no perdonábamos sábados en la tarde sin pasar por los manteles de Picante, no solo para alumbrarnos con los margaritas, sino para disfrutar como verdaderos cuates de las más deliciosas preparaciones de comida mexicana, la cual desde el nacho más elemental hasta la más elaborada enchilada pasaban por las manos y sazón de Doña Ángela. Y fue la excelente sazón de esta señora la que le dio el prestigio a este lugar, el cual a su vez abrió camino para que surgiera en Medellín la gran oferta de esta comida que hoy en día se asume como prima hermana.

Y digo lo anterior, porque en eso de aceptar cocinas de otras partes del mundo, los antioqueños hemos sido bastante reacios. Ya en otras ocasiones he comentado sobre nuestra resistencia a los sabores foráneos; resistencia que en los últimos años se ha hecho más permeable, pues las cocinas y los sabores orientales han conquistado plenamente los paladares de las nuevas generaciones, y en cuanto al picante -rango de sabor con el cual los antioqueños no convivimos como en otras partes del mundo- tal vez desde la aparición de la parentela mexicana, las cosas han cambiado sustancialmente y cada vez más los paisas aceptamos y conocemos de un sabor que, anteriormente solo teníamos destinado para caldos, sopas y empanadas.

Volviendo al título de esta crónica, nunca el picante fue un sabor característico del recetario antioqueño; de allí el acertado nombre que tuvo este restaurante para conquistar su clientela, advirtiéndole con tan elemental vocablo el origen de su cocina. Picante funcionó durante muchos años en diferentes sitios de Medellín llegándose a convertir en el restaurante decano de comida mexicana en esta ciudad. Creo no estar equivocada si digo que hace 5 ó 6 años apagó sus fogones.

Pues bien, la semana pasada recibí un correo en el que me informan de su reapertura. Me encantó la noticia y mucho más al saber que Doña Ángela estará al frente de los fogones.

Conozco a Doña Ángela hace más de 30 años. Ella de mexicana no tiene nada; pero me atrevo a asegurar que por la pasión que siempre le pone a todas sus cosas (canta más lindo que María Dolores y Chavela juntas y cocina más sabroso que todas las lupitas mexicanas juntas), este nuevo Picante será un verdadero éxito, al cual espero llegar para desatrasarme de los margaritas que durante tantos sábados he dejado de tomarme.

Nota: El nuevo Picante se ubica en la Transversal Intermedia con la loma de El Chocho, La Sebastiana (local 16), teléfono 336 1122, Envigado.