Vida de héroe

El ciclo de Richard Strauss de la Orquesta Filarmónica de Medellín concluye con esta obra que sobrepasa a sus antecesoras en demanda orquestal y es una de las composiciones más especiales para violín y cuerno

“Es su manera de ver el mundo y, quizás, su poema más representativo… ”, expresa el concertino Gonzalo Ospina sobre este poema sinfónico. Se trata de una obra para orquesta sinfónica, sin voces, que hace referencia a un evento no musical como un hecho histórico, una pintura o una obra literaria. Vida de héroe, que presentará la Orquesta Filarmónica de Medellín el viernes 14 de noviembre a las 8 pm en el Teatro Metropolitano, dará fin al ciclo de homenaje al compositor alemán Richard Strauss.

Ospina será quien interprete los solos de violín de la obra junto a Gabriel Betancourt, quien hará los de corno. “Son los solos de violín más conocidos y famosos, y son muy virtuosos y largos” explica el concertino. “El número tres, por ejemplo, es de ocho minutos, lo cual es mucho y, en este caso, reúne el apasionamiento, la brusquedad, las travesuras y los cambios de ánimo de la compañera del héroe y que Strauss decía que tenía su propia esposa”.

Este, otros indicios y las más de veinte referencias a trabajos previos del compositor, indican para algunos expertos que la obra tiene un carácter autobiográfico y congratulatorio de Strauss a sí mismo. Sin embargo, Strauss rechazó la idea de que la obra fuera en alguna medida sobre él, aclarando que Vida de héroe no se refería a una sola figura poética o histórica sino a una “idea general y libre del gran y masculino heroísmo contra la adversidad”.

Gonzalo Ospina
Richard Strauss
Francisco Rettig

“Richard Strauss era tan narcisista que puede decirse que Vida de héroe es de sí mismo”, dice el profesor de historia de la música clásica, Ramiro Isaza. Pero no sería narcisista sin causa alguna, pues Isaza nos recuerda que Strauss, quien nació en Múnich en 1864, llegó a ser el compositor germánico más famoso en vida. “Es uno de los grandes orquestadores en la historia y esta obra es particularmente importante por la orquestación; Strauss, heredero de la tradición germánica de ir creciendo cada vez más la orquesta, le saca al máximo toda su capacidad y potencial”. Gonzalo Ospina coincide desde el violín y explica: “Strauss conocía muy bien el instrumento y es capaz de sacarle cosas al violín que solo lo haría alguien muy experto; recurre a muchos gestos muy técnicos”.

Junto a Don Quijote, Vida de Héroe es una de las obras más ambiciosas de Strauss, en la que empezó a trabajar en las montañas bavarias en 1989. El resultado final fue un poema que consta de seis grandes partes, que en esta ocasión contará con la dirección del maestro Francisco Rettig. Para el concierto, el profesor Isaza recomienda acercarse a las obras anteriores de Strauss como Till Eulenspiegel y Don Juan.

El programa de esa noche se completa con la Sinfonía No. 36 “Linz”, de W.A. Mozart. La Sinfonía 36 se conoce como “Linz” porque en un viaje a ese lugar, un conde que atendió a Mozart le pidió al compositor que tocara una sinfonía. Como Mozart no estaba preparado para la petición, se sentó y en cuatro días escribió esta obra y luego dirigió el estreno sin ensayarla. “Esto muestra la maestría que tenía Mozart para componer”, anota el experto Ramiro Isaza.