Vándalos

Vándalos
“Estoy disgustado con el salvajismo de quienes destruyeron casi todas las lámparas de piso del hermoso parque de La Presidenta para robarse las bombillas y dejar un peligro latente. ¿Dónde están los encargados de la vigilancia y los del mantenimiento? Llevan varias semanas destruidas y nadie se ‘apecha’ el deber de repararlas y luego vigilarlas”, se queja Francisco Alberto Arango.