Dinero de Fonvalmed será insuficiente para terminar obras

Valorización Fonvalmed
La reparación del intercambio de Los Balsos con la inferior —una de las obras más traumáticas—, requirió una inversión superior a los 9 mil millones de pesos.

Lo que los contribuyentes del proyecto de Valorización temían, al final sucederá. De acuerdo con el modelo financiero de la entidad responsable, los 3 mil millones de pesos disponibles no alcanzarán en caso de presentar nuevos sobrecostos.

por Daniel Palacio Tamayo / daniel.palacio@vivirenelpoblado.com

A más de tres mil contribuyentes en El Poblado les llegó hasta la puerta de su casa una carta de Fonvalmed con un plazo perentorio para ponerse al día con el pago de la contribución especial, so pena de iniciar cobros coactivos o embargos por la mora. Con esa estrategia la entidad recaudó unos 3.500 millones de pesos, provenientes de 1.281 ciudadanos citados.

Los contribuyentes coinciden en que las obras que recibirán en contraprestación por esa contribución han tenido sobrecostos y demoras; tantas que algunas no estarán finalizadas a 2019, como lo prometió el alcalde Federico Gutiérrez al tomar el proyecto de la administración de Aníbal Gaviria.

El director de Fonvalmed, César Giraldo, reconoce que el panorama económico no es el más alentador: “sobran 3 mil millones, pero falta la obra más grande, que puede implicar adiciones de presupuesto. Ahí ya decimos que entramos en déficit”.

Entre las obras que faltan por ejecutar están todas las etapas de la avenida 34, que cruza El Poblado desde La Aguacatala hasta Las Palmas, por lo que se tiene, ante cualquier eventualidad, un “colchón muy pequeño” señala Giraldo. Hay un tramo ya adjudicado, que fue suspendido por razones ambientales un juez y que implicó su rediseño, lo que de entrada podría modificar la estructura de costos.

Santiago Torres, quien hace veeduría ciudadana al proyecto, considera que el modelo está concebido como un embudo: “lo ancho para el lado oficial y lo angosto para la ciudadanía”. La explicación de Torres para el incremento en los valores de las obras está en el modelo de contratación, pues las actas de inicio se han firmado, incluso, un año antes de que se mueva la primera piedra. “Cuando inicia la ejecución, todo es más costoso”.

¿Para qué acosaron tanto a El Poblado?

“La ciudadanía viene pagando, ¿por qué? Porque le han puesto un revólver en la cabeza. Usted no puede vender, le congelan la propiedad y, si no paga a tiempo, le cobran intereses a la tasa más alta de usura”, afirma la concejala María Paulina Aguinaga, quien no entiende la desproporción entre la capacidad de coerción del Municipio frente a los resultados entregados.

Aguinaga realizó un debate sobre el proyecto, en el que aseguró que en promedio cada obra ha costado un 30% más de lo estimado. Según sus cálculos, significaría casi 120 mil millones de pesos adicionales, dinero que, a su consideración, hará falta para finalizar las obras. “La Alcaldía no los asume, es plata de los ciudadanos”.

La calificadora de riesgo Ficht Rating también hizo su advertencia: “En caso de que la cartera irrecuperable llegase a ser superior a la planteada y las obras tuviesen sobrecostos importantes, el proyecto podría registrar en los últimos años un déficit que implicaría el apoyo extraordinario por parte del presupuesto general de Medellín”, señaló.

Giraldo señaló que debido a la imposibilidad de adelantar varias obras en simultánea, se busca tener rendimientos de los dineros del Fondo y estrategias para prepagar los créditos. Sin embargo, la concejala Aguinaga asegura que “ese dinero ha venido perdiendo valor” y se pregunta: “¿para qué acosaron tanto a la ciudadanía, cuando tienen las obras atrasadas y el dinero está en caja desvalorizándose?”.

“Ya que le metimos la mano al bolsillo a la gente, mostrémosle alguna retribución, por eso también se puede ver cómo se está focalizando la inversión en obra física en la comuna 14”, concluyó Giraldo. Mientras tanto la concejal Aguinaga insistió en que “el negocio es que las obras estén a tiempo para el goce de la ciudadanía”.

El rostro de la contradicción

Javier Santamaría, 75 años, está desesperado. Comparte con nueve personas más (en su mayoría adultos mayores) una casa construida en tapia y que desde 1902 pertenece a su familia.

Hoy viven los aprietos producto de una carta de cobro que llegó a su casa en el barrio Manila. “No tenemos cómo pagar eso”, lamenta, pues a su consideración la cifra de 10 millones es astronómica para los ingresos que tienen en su hogar.

Aunque don Javier tuvo la posibilidad de hacer el pago por cuotas, dice que sus ingresos no son suficientes para asumir ese cobro. La pensión, dice, está destinada a sus medicinas y cuidado.

Don Javier ya acudió “donde el uno y el otro” para obtener una respuesta ante su caso; sin embargo, solo consiguió una advertencia: si no paga a tiempo le podrían cobrar más. “A punta de amenazas estamos pagando”.

Decir un bloque de texto. botón Editar Click para change En Este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, elit consectetur adipiscing. Ut Elit Elit, luctus ncp Mattis Ullamcorper, pulvinar dapibus leo.

Recaudo acumulado abril 2018: $355.612 millones $458.362 millones
Calificación servicio a marzo 2018: 4.2 de 5
Calificación fitch rating 2017 -2018: Largo plazo aa y corto plazo f1+
Cartera vencida a marzo: $15. 865 millones
Recuperación de cartera vencida a la fecha: $3.500 millones