Valeria Lotero vive para emprender y ayudar

 Cada 15 días, esta joven viaja a una isla del Caribe a capacitar niños en arte y oficios
 
Por Laura Montoya Carvajal
 

Hubo un momento en el que Valeria Lotero no tenía tiempo para pintar los encargos que le hacían. Como es artista plástica, conocía otros buenos pintores y mientras los relacionaba, se dio cuenta de la red de artistas que tenía cerca y de su capacidad para hacer enlaces comerciales. También es comunicadora social – periodista, tiene un máster en Relaciones Públicas y está terminando una maestría en Mercadeo, y considera este el principio de Artel, el colectivo de artistas con el que viaja cada 15 días desde Medellín a Tierra Bomba, una isla al sur de Cartagena.

valeria lotero veep

  Foto Vivir en El Poblado

En este lugar su colectividad, apoyada por el Fondo Nacional del Ahorro, capacita a 120 niños en oficios y actividades para su tiempo libre, como joyería, escultura y pintura. Esta es una de las líneas de trabajo de Artel. Además, realizan instalaciones e intervenciones urbanas, desarrollo de aplicaciones, entre otras cosas. Este colectivo tiene 8 personas involucradas directamente y 200 artistas asociados. “El artista tiene mucho que aportarle a una marca: nadie mejor que un artista para conectar a la gente con las emociones”, explica la comunicadora, que se enfoca en la conexión del mercadeo con el trabajo social para llevar adelante su colectivo. 

valeria 1

Valeria coordina el proyecto, pero además en la isla realiza trabajo de campo, da clases y ayuda en las intervenciones que hacen desde junio de 2015 en el lugar. “Creemos que el arte es una herramienta de transformación tanto para niños como para adultos”, manifiesta. La artista explica que esta población tiene muchas carencias: por ejemplo, no tienen agua, y el mercado laboral es muy reducido. 

Esta joven, que vive en El Poblado, recuerda que desde el principio de sus estudios buscó en el mercadeo una opción social “Siempre he estado muy alineada con los proyectos sociales”, dice. Actualmente, además del trabajo con Artel, tiene una empresa de indumentaria femenin y trabaja en sus pinturas. 

“Este proyecto de transformación social por medio del arte logra sumar todas mis pasiones en una. Me hace muy feliz ir a trabajar a la isla”, concluye.

valeria 3

Foto cortesía