Vacaciones de ‘ambiente’

 

Vacaciones de ‘ambiente’

 

 

El tiempo vuela es una frase que nunca perderá su sentido y actualidad. Todavía no ha pasado el olor de incienso en la Semana Santa y ya estamos pensando en las vacaciones de mitad de año y en el ¿qué vamos a hacer?

 
     
 
 
 

Cortesía Almejal.

 
   
 
Cortesía Almejal.
 
   
 

Cortesía El Golfo Buceo & Verano.

 
     
 

La Tierra te invita a visitar cuatro lugares privilegiados por la naturaleza donde puedes sentirte parte de ella y ser testigo de cambios en la mentalidad ambiental: ¿Cómo se integra el empresario con la comunidad y el desarrollo sostenible? ¿Cómo se convierte al visitante en ecoturista y se le hace sentir el placer de disfrutar lo sencillo? ¿Cuáles son las alternativas que hacen estos sitios diferentes?

El Chocó, la selva entre dos mares
El Chocó biogeográfico encierra una parte del tesoro de la biodiversidad en el verde de su selva y en un mar cuyas mareas hacen aparecer y desaparecer inmensas playas. Miremos dos de sus destinos.

Nuquí
Un poblado habitado por comunidades negras, mestizas e indígenas.

Allí encontramos el ecologe El Cantil, refugio entre la playa y la selva que, en palabras de Memo Gómez, uno de sus pioneros “es un pequeño lugar de Colombia donde también se trabaja por el país”; donde se realiza una dura labor de desarrollo empresarial, sostenibilidad, aporte social y cuidado ambiental, para ofrecer turismo de naturaleza y aventura, de la mano de la comunidad. Su programa bandera, el surf en el Pacífico colombiano. Un sueño: Nuquí, el destino ambiental y deportivo de Colombia.

Bahía Solano y el Valle
Es el mayor centro ecoturístico del país. En una de las playas más lindas se encuentra el ecologe El Almejal, que el 2 de septiembre cumple sus bodas de plata. Son 25 años de trabajo y esfuerzo, de desarrollo sostenible representado en la metodología cero emisiones, la creación de una reserva de la sociedad civil y el Tortugario que ha permitido llegar al mar a miles de bebés tortuga recién salidos del huevo. Son proyectos que buscan sensibilizar a la comunidad y al visitante integrándolo a la naturaleza. Con sobradas razones, la Organización Mundial de Turismo (OMT) lo catalogó entre las empresas que realizan buenas prácticas ecoturísticas (única en Colombia) y mereció la Mención de Honor en la Categoría de Medio Ambiente, en el Premio Portafolio 2006.

El espectáculo de las ballenas jorobadas
Entre julio y noviembre llegan desde el Polo Sur a cumplir sus funciones de reproducción en las cálidas aguas de nuestra costa Pacífica. Sus saltos y sus cantos representan una experiencia que nunca se olvida. El Cantil y el Almejal ofrecen excelentes planes para el avistamiento de estos gigantes maravillosos.

Entre la olas del Caribe
El mar donde tuvo lugar el encuentro de dos mundos, donde son casi imperceptibles las mareas y refrescan los vientos alisios, ofrece en sus costas la más amplia variedad de territorios y paisajes.

El Golfo de Morrosquillo
En el extremo Norte del Golfo de Morrosquillo existe un hermoso lugar para descubrir, un espacio para experiencias inolvidables de descanso, reencuentro con la naturaleza y la práctica de deportes náuticos como el surf: El Golfo Buceo y Verano. Emplazado en la Reserva Natural Sanguaré, se ha dedicado a las actividades que involucran principios de turismo sostenible, donde el hombre y el ambiente buscan su equilibrio. En un recorrido de 13 años, han trabajado con un modelo de turismo amigable con la naturaleza, la investigación biológica y etnológica y de otras alternativas de producción, financiadas en parte por las utilidades generadas por los visitantes, una filosofía que por voluntad y compromiso de sus creadores, es una promesa para el futuro de la Tierra.

En las goteras de Medellín, corregimiento de Santa Elena
Allí se encuentra la Reserva Natural de la Sociedad Civil Monte Vivo.

Un poco más de medio centenar de hectáreas dedicadas a valorar, conservar y recuperar los recursos naturales dentro de la propiedad y en sus áreas de influencia, por medio de actividades productivas sostenibles, proyección a la comunidad y educación ambiental.

Ecoturismo y turismo de salud, con programas e infraestructuras, donde se encuentra recreación, descanso y todo lo necesario para obtener salud física, mental y espiritual. Un lugar con actividades de aventura para la familia, pareja, los grupos de amigos.

Tengamos en cuenta
Existen numerosos lugares a lo largo y ancho del país similares a estos sitios. Programar las vacaciones en cualquiera de ellos brinda la oportunidad de ser testigos del trabajo de aquellos que luchan por el ambiente y la comunidad, un cambio que necesitamos en un momento lleno de pesimismo por el crecimiento de los desastres naturales.