Une pide ayuda contra los robos de cable


 

 
     
 

El programa incluye un componente social, judicial, ambiental, y de comunicaciones, entre otros, informa Laura Pérez, Gestora Social de Une Telecomunicaciones: “La idea es llegarle a los ciudadanos con el mensaje y la importancia de que se muestren dispuestos a vigilar e informar a las autoridades situaciones sospechosas”. El robo de cables que contienen cobre, metal perseguido por los ladrones, se puede evitar en parte con un poco de cultura ciudadana, esa es la idea de Une, por eso quiere transmitir un mensaje de colaboración mutua, que produzca un sentido de pertenencia en los ciudadanos de El Poblado, uno de los puntos críticos en el tema, sobre todo en barrios como Castropol y Manila.
Que la comunidad se habitúe a avisar situaciones extrañas, para evitar casos como el que sucedió el año pasado en Las Vegas, y que generó grandes pérdidas gracias al el robo de cable de fibra óptica, que dejó una zona grande y de importancia residencial, comercial, empresarial e industrial, incomunicada: sin internet, sin teléfono, sin cajeros electrónicos.
Una de las estrategias consiste en avisar a través de la línea telefónica 44 44 170 ó al 123; otra es la identificación del personal: gris de rayas, y la palabra Une en letra roja encima de la solapa del bolsillo izquierdo; el contratista de Epm: camisa verde manga larga y pantalón caqui; y contratista de Une: uniforme caqui con rojo, con el Une en letras grandes sobre la espalda. “Igualmente es importante saber que los horarios de trabajo son de 7:30 a.m. a 9:00 p.m., después no tiene porque haber un funcionario trabajando, a no ser de que un daño grave lo amerite,” dice Laura Pérez.
Un ciudadano de El Poblado, que fue consultado por Vivir en El Poblado y que prefiere mantener la reserva de su nombre, cuenta que a este problema hay que sumarle el papel de las chatarrerías, ya que el Gobierno autorizó el año pasado la exportación de 25 mil toneladas de cobre a la China, y Colombia no produce el metal, “el kilo de cobre en diciembre costaba 8 mil pesos, para mí esa medida del Estado funciona como aliciente a los ladrones.”
La idea es involucrar y unir esfuerzos, Une continuará con su campaña de sensibilización ciudadana, para que esta abra los ojos, pues es un problema en el que todos pagan.