Un peligroso cartel

Un peligroso cartel
No deben ser hermanitas de la caridad los que están implicados

Cuando parecía que la ciudad conocía más o menos cuáles eran las modalidades de algunos constructores de falsas Viviendas de Interés Prioritario (VIP) para hacer esguinces a la norma y obtener ganancias ilícitas, ahora sale a la luz una investigación de la Fiscalía de Medellín. Esta unió en un solo proceso más de 140 denuncias y aporta elementos adicionales al polémico tema. La hondura de los hechos irregulares encontrados es tal, que la Fiscalía se vio en la necesidad de crear un grupo de tareas especiales, específicamente para este caso.

Después de conocer en detalle el modus operandi de quienes estaban detrás de los proyectos demandados, el ente acusador no tuvo reparos en calificar a los implicados en falsos proyectos VIP como “una banda criminal”. Los vinculó a una investigación por los delitos de estafa, estafa agravada, fraude procesal, urbanización ilegal, falsedad en documento público y concierto para delinquir.

Entre otras cosas, con lo visto hasta el momento la Fiscalía ha podido determinar casos en los que una sola vivienda era vendida simultáneamente hasta tres veces, sin que ninguno de los tres compradores se diera cuenta. Luego, cuando se percataban de ello, obviamente lo denunciaban. Por denuncias como esas es que el proceso ha avanzado.

También la Fiscalía está detrás de lo que tantas veces se ha temido y advertido: que algunos constructores inescrupulosos, por decir lo menos, podrían estar vendiendo las VIP a personas con mayor poder adquisitivo, a particulares o empresas que luego de comprar podrían revender a precios mucho mayores, convirtiendo todo esto en un negocio redondo, en el que los que deberían ser beneficiados por las VIP no tendrían ningún acceso a ellas. Valga aclarar que, hasta el momento, ningún proyecto VIP ubicado en El Poblado hace parte de la citada investigación. Sin embargo, se anunció la creación de un nuevo proceso que incluye demandas contra otros 33 proyectos de esta clase.

No deben ser hermanitas de la caridad los que están implicados. De hecho, el edil de la comuna 11 Carlos Andrés Ríos, uno de los que más ha promovido debates sobre las falsas VIP en Medellín, desde febrero denunció amenazas de muerte, y este 19 de junio, en comunicación enviada a Vivir en El Poblado, expresó, entre otras cosas, lo siguiente: “He sido objeto de amenazas en reiteradas ocasiones y en diversas modalidades, toda vez que estos individuos han perdido grandes sumas de dinero como consecuencia de la negación de algunas licencias y la suspensión de proyectos que se encontraban en curso, muchos de estos casi a punto de culminar”. Ese es el precio que ha tenido que pagar por su valentía este joven, que ahora debe andar con protección policial.
El consuelo, si es que existe, es que su lucha, como la de todos aquellos que han estado pendientes de este espinoso asunto de las falsas VIP, al parecer no ha sido en vano.