Un parque sin fronteras

 
 
  Desde hace varios meses el Municipio adquirió unos terrenos en la calle 18 Sur con la carrera 43A, barrio El Diamante 2, donde se dispone a realizar el Parque Ambiental La Frontera con una inversión de 2 mil 300 millones de pesos.
La comisión accidental que lidera el concejal Santiago Londoño viene analizando con funcionarios de la alcaldía y vecinos del lote, la manera para hacer del lugar un sitio seguro y con buena movilidad. “En las reuniones se percibe que algunos quieren que el parque sea un lugar de paso y no para quedarse. En la comisión se están verificando los diseños, le pedimos a Obras Públicas que la intervención urbana sea lo menor posible. Se ha hablado de instalar cámaras de seguridad, lo importante es apropiarse del espacio”, dijo Santiago Quintero, vicepresidente de la Junta Administradora Local.
Mauricio Facio Lince, director del Área Metropolitana, expresó con malestar el hecho de que unas pocas personas se opongan al parque, cuando la gran parte de la comunidad de El Poblado pide esos espacios. Agregó que del área total del parque, 33 mil metros cuadrados, menos del 1% será con piso duro, una plazoleta central, una pequeña librería de no más de 10 metros cuadrados, y 12 celdas de parqueo que deben hacerse por reglamentación del Departamento de Planeación.

Respondieron la carta
La carta de un grupo de vecinos del sector, dirigida al alcalde Alonso Salazar, fue respondida por Sebastián Álvarez, Secretario de Obras Públicas, despacho que adelanta el proceso licitatorio para la ejecución del parque ambiental.
La carta planteaba dudas como la construcción de un café-bar, administración del parque, cambios de diseño y adecuación de parqueaderos.
En la respuesta oficial del Municipio, el secretario Álvarez aclara que “es necesario plantear esquemas que permitan su sostenibilidad en el cual deben incluir la logística necesaria para brindar seguridad, manejo y fomentar actividades complementarias (…) como la construcción de un café-internet, no un café-bar como lo han interpretado, una pequeña biblioteca y aulas talleres experimentales con fijación hacia lo ambiental”.
También dice la respuesta que los administradores del parque aún no están definidos, y que de ninguna manera se le ha dado la espalda a la comunidad afectada del sector, muestra de ello la creación de la comisión accidental del Concejo de Medellín, para que la comunidad tenga acceso a todos los procedimientos referentes al proyecto.