“Un logro que la SAI reversara la entrega del premio a Villegas”

Así calificó el hecho uno de los afectados por la constructora CDO, quien sintió con gratitud el acompañamiento y la protesta mediática de la comunidad


Protesta frente a la oficina de la SAI. Foto Jhon Chica (periódico El Mundo)

El anuncio se volvió viral. A través de Facebook y Twitter principalmente, las personas afectadas por la constructora Lérida CDO, y ciudadanos solidarizados con ellas, llenaron sus redes sociales de mensajes en los que criticaban, burlaban y replicaban la iniciativa de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros (SAI) de condecorar al ingeniero Álvaro Villegas, fundador de CDO y padre de Pablo Villegas, actual presidente de la misma constructora, y al arquitecto Laureano Forero como presidentes honorarios del gremio de ingenieros y arquitectos de Antioquia.

La intención de la SAI, según la invitación difundida, era llevar a cabo la condecoración el martes 9 de diciembre en su sede del barrio Calasanz, a las 5 pm. Sin embargo, las abundantes manifestaciones hechas en redes sociales, medios de comunicación y una protesta programada para esa misma tarde frente a las instalaciones de la entidad gremial por las víctimas de la tragedia ocurrida en octubre de 2013 en el edificio Space, surtieron efecto en lo que consideran una cínica decisión.

Ángela María Cantor, hermana de Juan Esteban Cantor, uno de los jóvenes que murió tras el desplome de la torre 6 de Space, calificó en varios medios nacionales como cínico el homenajear “al dueño de la única constructora que se le ha caído un edificio en el país”. El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, en entrevista radial solicitó que el homenaje fuera frenado por considerarlo “una afrenta a la sociedad y a las víctimas” y “un mal mensaje para los ingenieros del país”.

“Es un gran logro”
Horas antes de que se realizara la condecoración, la SAI anunció que había recibido comunicaciones de Álvaro Villegas y Laureano Forero en las que declinaban el premio “por no considerar oportuno este reconocimiento”. Así mismo, Villegas solicitaba a la organización abstenerse de hacerlo pues “no lo tomaría la opinión pública como el reconocimiento a una labor por mi gremio, sino que lo confundirían con las dificultades que han afectado a quienes laboraron o fueron propietarios del edificio recientemente demolido”.

Elkin Hernández, propietario de un apartamento en Continental Towers, edificio ubicado también en El Poblado, construido por Lérida CDO y desalojado por el Dagrd, dijo que a pesar de que hubo pocas personas en la manifestación programada frente a la SAI dada la cancelación del homenaje, la presión de la ciudadanía en redes sociales y en medios de comunicación había logrado que se suspendiera. “Es un gran logro de las víctimas, de los medios de comunicación y de la sociedad en general el que se reversara la iniciativa de la SAI”.

Otra de las afectadas por la misma constructora, propietaria de un apartamento en Colores de Calasania y quien pidió que su nombre no fuera revelado por temor a cualquier forma de represalia, calificó de absurda y ridícula la condecoración a “un personaje que es responsable de tanto dolor y sufrimiento y que durante un año se ha comportado de la forma más indolente”.


Trinos enviados por participantes en las redes sociales