Un lenguaje similar para distintas latitudes

En el Séptimo Foro Urbano Mundial
Un lenguaje similar para distintas latitudes
Elementos comunes desde la pluralidad, una de las características del WUF7 que tomó por sede a Medellín entre el 7 y el 11 de abril

La alcaldesa de Santiago de Chile, Carolina Tohá, la participante más aplaudida en uno de los diálogos celebrados dentro del Séptimo Foro Urbano Mundial (WUF7) -“La equidad en la legislación de desarrollo urbano”-, resaltó varios aspectos de este evento que reunió representantes de 164 países del mundo. “Destaco en primer lugar la relevancia que han adoptado las políticas urbanas y cómo países tan distintos estamos hablando un lenguaje tan parecido. Sociedades que tienen realidades muy distintas y condiciones socioeconómicas radicalmente diferentes, enfrentan problemas similares y se encuentren con obstáculos parecidos para revertirlos. Eso ha hecho que aquí logremos una transversalidad de inquietudes, de ideas y de motivaciones entre países muy distintos”.

Según cifras suministradas por la ONU, organizadora del WUF7, más de la mitad de la humanidad vive en zonas urbanas, de ahí que surjan una serie de problemas comunes que propician el diálogo entre los diferentes países participantes. La población mundial asciende a siete mil millones de personas, de las cuales el 52 por ciento, es decir, 3.6 mil millones, viven en zonas urbanas. De allí que ejes de discusión de cara al futuro, como movilidad, equidad, planificación, seguridad y gestión de servicios básicos, hayan sido la base de los debates.

“Yo creo que lo que van a ganar los antioqueños y en general los colombianos es que se esté mencionando a Medellín a nivel mundial como la verdadera ruta de acción de las ciudades de los próximos 50 años”, fue el balance preliminar que hizo del Séptimo Foro Urbano Mundial el ministro de Vivienda de Colombia, Luis Felipe Henao. “No miento si digo que vamos a empezar a exportar el modelo de las cien mil viviendas del Fondo Nacional del Ahorro, los planes de ordenamiento territorial y que Medellín se va a consolidar aún más como una ciudad para realizar grandes eventos como este”, dijo el funcionario el miércoles en la tarde, dos días antes de concluir el evento.

El eje central de las diversas exposiciones, deliberaciones y conclusiones en el WUF7 ha sido ciudades para la vida, donde han cobrado protagonismo temas como vivienda, movilidad, espacio público y sostenibilidad, entre otros.

La importancia del Séptimo Foro Urbano Mundial realizado en Medellín también está en que sienta las bases del debate del tema de la equidad, el crecimiento inclusivo y el desarrollo urbano sostenible, con miras a la nueva Agenda de Desarrollo Post 2015 para plantear la adecuada formulación de los retos urbanos en este nuevo marco. Así mismo, será fundamento del proceso preparatorio global de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) prevista para el año 2016.