Un chicharrón de exposición

Un chicharrón de exposición
Pocos años después de la fundación en 1968 del restaurante La Cantaleta, sus propietarios -la familia Buitrago- descubrieron un corte de cerdo especial que ha hecho de su chicharrón una leyenda entre los comensales de carretera.


Chicharrón de La Cantaleta

Fresco, servido en trozos, carnudo sin dejar de ser tostado, este sublime manjar va acompañado de arepas y limón. Para un festín de infarto, no pueden faltar además unas cuantas de sus famosas empanadas con ají. La Cantaleta cuenta con dos sedes, ambas en la vía Las Palmas. La original (abre solo de viernes a domingo) está a unos cien metros del sector de Don Diego, la otra (que cuenta con un local más grande, una carta más amplia y abre todos los días) está al frente de Montenevado, en el kilómetro 23. Informes en el 542 0890.