Un caos Claro: “Sigue igual o peor”

Hace dos meses denunciamos esta ocupación irregular de la carrera 43 F, pero ni la Secretaría de Movilidad ni la empresa responsable han tomado medidas efectivas


Carrera 43 F congestionada por los vehículos de una empresa contratista de Claro (foto Vivir en El Poblado)


Fotos cortesía lector

Mientras se avanza con el controvertido cobro de Valorización para construir obras que mejoren la movilidad, en diversos sectores de El Poblado se siguen presentando casos de ocupación irregular de calles, carreras y andenes por parte de particulares, empresas y locales que no cuentan con una infraestructura adecuada para funcionar. Uno de los ejemplos más conflictivos se presenta en el barrio Manila.


Aparte de los vehículos, las basuras de Cinco S.A.S también son foco de desorden (Foto Vivir en El Poblado)

En la edición 587 de Vivir en El Poblado, del 11 de septiembre pasado, publicamos el reportaje gráfico “Un caos Claro”, dando cuenta de la congestión vial que causan en Manila, en límites con Villa Carlota, los vehículos de una empresa contratista de la compañía de telecomunicaciones Claro: Cinco S.A.S.


La bulla de los operarios es otro de los motivos de queja de los vecinos (Foto Vivir en El Poblado)

Contamos cómo todos los días, entre las 6 y las 7 y 30 de la mañana, un trayecto de la carrera 43 F, entre las calles 14 y 12, se convierte en un caos debido al parqueo en la vía pública y en los andenes de los alrededores, de docenas de camionetas y motocicletas, todas pertenecientes a los operarios y trabajadores de Cinco S.A.S. La razón es que dicho contratista tiene en este sector residencial su centro de despacho, en el que solo hay un parqueadero interior donde no caben más de ocho vehículos. Como lo informamos en la edición 587, este espacio resulta insuficiente para un negocio donde trabajan alrededor de 500 personas, la mayoría pendientes de que se les asigne una ruta para salir a instalar servicios de telecomunicaciones en diversos sectores de la ciudad.

“Se hacen filas de carros, hay accidentes, la bulla la hacen desde las 5:30 am hasta los domingos y festivos,
con sus alarmas para reversar y con vulgaridades por lo alto.
En algunos momentos desafían a las personas que transitan por la zona, cuando les piden que les permitan pasar”

También informamos que al ser doble vía la 43 F, es mayor la congestión que ocasionan las motos y camionetas estacionadas en el espacio público. Los más perjudicados son los que transitan a esta hora pico desde Ciudad del Río, Barrio Colombia, la parte trasera del Centro Comercial Automotriz y el Vivero Municipal, para ingresar por Manila a la parte céntrica de El Poblado, o para tomar la ruta alterna de la carrera 43 C, hacia la Milla de Oro.


Los accidentes son frecuentes en la zona (fotos cortesía lector)

Nadie responde
Pero pasados más de sesenta días de la denuncia, “la situación sigue igual o peor”, como dice Nelson Mejía, administrador de Calabria, unidad residencial vecina.

“Está peor”, no duda en afirmar otro residente de la zona, quien asegura que ahora el caos vial también ocurre los fines de semana. “Se hacen filas de carros, hay accidentes, la bulla la hacen desde las 5:30 am hasta los domingos y festivos, con sus alarmas para reversar y con vulgaridades por lo alto. En algunos momentos desafían a las personas que transitan por la zona, cuando les piden que les permitan pasar”.


Fotos cortesía lector

Aunque Vivir en El Poblado ha insistido desde el mes de septiembre para obtener respuestas tanto de la Secretaría de Movilidad como de Cinco S.A.S, hasta la fecha ha sido en vano.
En la más reciente comunicación telefónica, Daniela Ramos, del área jurídica de Cinco S.A.S, se limitó a decir que no estaba autorizada para hablar.

Entre tanto, de la Secretaría de Movilidad tampoco ha sido posible recibir información sobre operativos o estrategias diseñadas para solucionar este problema, recuperar la vía pública y garantizar el libre tránsito en el sector.