Titus, el Beauceron

Titus, el Beauceron
Un perro hostil de la región de Beauce fue el punto de partida en el siglo XIV de este animal francés. Aquel fue utilizado entre las ovejas y el ganado, a los que defendía con tenacidad de los ladrones y los depredadores. Cinco siglos después, en 1897, ejemplares de estos fueron presentados en una exposición de razas con el nombre de Beauceron, y con una mansedumbre insospechada, obtenida del trato con el hombre.

En su memoria conserva las destrezas para el campo, y también ha sabido llevar al hogar su rigor como centinela. Otros nombres suyos son Pastor de Beauce, y BasRouge -medias rojas- por las marcas de color fuego que lleva en las extremidades. Esas marcas y las de la cara están copiadas casi milimétricamente en el Dobermann y por esa razón se aduce que habría aportado su sangre en un cruce con Rottweiler y con Pinscher para el surgimiento del perro alemán.

El Beauceron tiene como rasgos distintivos su inteligencia, su memoria y el deseo vehemente de servir a su amo, aunque debe tenerse en cuenta asimismo su mínima capacidad de adaptación a la vida en espacios cerrados.

el macho 65 a 70 centímetros y la hembra 61 a 68. Peso: el macho 40 a 50 kilos y la hembra 30 a 40. Colores: negro con marcas fuego en la cara, el antepecho, la garganta, la cola y las extremidades; o arlequín, es decir gris, negro y fuego. Promedio de vida: 12 años. Característica especial: tiene doble espolón en las patas traseras. Tenga en cuenta: dado su historial agresivo se aconseja darle un buen adiestramiento. Carácter: inteligente, obediente, valiente, sensato y fácil de entrenar; es reservado con los extraños. Otras aptitudes: perro del ejército y la policía y socorrista