Tito, el French Poodle

Tito, el French Poodle
Ni siquiera el perro nacional de Francia ha escapado de las comunes disputas por los orígenes de las razas. Al también conocido como Caniche, el de “ojos de expresión ardiente”, lo presentan como propio igualmente los alemanes, los daneses y los italianos. Hay coincidencias sí en que desciende del melenudo Barbet, originario del norte de África y hoy muy escaso, además en que es una de las razas más antiguas: perros con su figura aparecen en grabados romanos y en monedas griegas. La primera referencia documentada es de 1642.

Caniche viene del francés canard, pato para nosotros. Resulta que ha sido utilizado en cacería y es muy buen nadador. También ha servido como tirador de carritos lecheros y como animal del circo. “Imita casi a la perfección lo que ve hacer a su amo y comprende las palabras mejor que los demás”, dicen del Poodle.

Los caniches están divididos en variedades. Del estándar, el más antiguo, de 38 centímetros y 28 kilos, salieron el miniatura (28 a 38 centímetros y 8 a 9 kilos), como Tito, de 6 años y denominado Poodle Arlequín, y el toy (menos de 28 y entre 3 y 4 kilos).

De los poodle también son llamativos sus cortes de pelo en forma de brazaletes y de pompones. Los hay al estilo león, moderno, inglés, continental o deportivo. Antes los rapaban así para facilitar sus movimientos en el agua y para proteger sus órganos vitales del frío; hoy se trata de una cuestión estética y de exigencias de los concursos.

Colores Negro, blanco, marrón, gris y albaricoque. En concursos no califican los bicolores.
Promedio de vida 12 años.
Tenga en cuenta Es muy apto para aprender y ser adiestrado, pero no acepta los sistemas impuestos con brusquedad.
Característica especial Su finísimo oído y su extraordinario sentido de orientación.
Relación con los niños Excelente.
Relación con otros perros Buena.
Carácter Audaz, activo, alegre, sensible.
Variedades Diferentes tamaños y dos tipos de pelo: con rizos y en forma de cordoncillos.