Tire y afloje

Negociaciones entre damnificados y constructora
Tire y afloje
La constructora CDO ha manifestado que reconocerá los perjuicios a los damnificados

Mientras la constructora CDO asegura en uno de sus comunicados que “dentro del proceso de atención y acompañamiento a los perjudicados con el colapso de la torre 6 de la urbanización Space, Lérida Constructora de Obras S.A. se encuentra en proceso de solución con los propietarios que perdieron sus apartamentos y enseres”, varios de ellos dicen no sentirse conformes con los resultados de las negociaciones que adelantan con dicha empresa desde el 21 de octubre. Este descontento se manifiesta con frases como “siento que le he vendido mi alma al diablo, la conciliación fue casi como regatear una licuadora en El Hueco”, expresada por uno de los arrendatarios de la desaparecida torre 6, quien pidió no ser identificado.

El sentimiento de algunos de los damnificados que han tenido los primeros acercamientos con la constructora, es de “debilidad emocional”. Aseguran que esta debilidad los ha llevado a firmar acuerdos económicos que los han dejado con “sensaciones agridulces”. Mientras unos ya han conciliado con la constructora, otros, como Mauricio Restrepo, propietario de un apartamento en la torre 6, decidieron hacer un alto en el camino. Dice Mauricio que es inaudito e injusto que la voluntad de la constructora sea reconocer, en su caso, menos del 50% del valor total de los enseres; tampoco entiende y no acepta que gabelas como algunos descuentos comerciales, que influyeron en la decisión de compra de un apartamento en Space, no estén contempladas por la constructora a la hora de conciliar.


Fotos cortesía Iván Martínez

La situación no es menos difícil para las personas –inquilinos y propietarios– que habitaban las torres 1, 2, 3 y 4. Ellas deberán esperar el estudio técnico que adelanta la Universidad Nacional de Colombia, con base en el cual la constructora y las autoridades tomarán decisiones. Mientras esperan pacientemente lo que sucederá en cada uno de sus casos, podrán retirar de sus viviendas todos los enseres que posean, como lo decidió el Dagrd. “Buena parte de la afectación secundaria que siente la gente es la angustia de saber que aún tienen sus pertenencias en los apartamentos. Para aliviar esa angustia y ese dolor y viendo que las condiciones de estabilidad de la torre 5 han mejorado, se tomó la determinación de permitir el ingreso a las torres 1, 2, 3, y 4”, comenta Santiago Uribe, vocero de los afectados.


Fotos cortesía Iván Martínez

Las mudanzas entonces se harán en el resto de la penúltima semana de octubre. CDO puso a disposición de los afectados una empresa transportadora y personal logístico especializado en empacar y desempacar enseres, así como una bodega para guardar las pertenencias, mientras cada familia encuentra la manera de solucionar el tema de vivienda definitiva.

Es un hecho que la constructora Lérida CDO dice tener la voluntad de indemnizar a los damnificados de Space, pero solo se verá materializada una vez los afectados que voluntariamente decidieron conciliar reciban el dinero acordado, dinero que deberá pagarse antes de que finalice el año.

Para garantizar el cumplimiento de acuerdos colectivos con la constructora, los habitantes de Space nombraron una comisión integrada por seis de los damnificados.

En tanto, al cierre de esta edición (23 de octubre), voceros de la constructora informaron a Vivir en El Poblado que se habían logrado acuerdos con 13 propietarios de la torre 6 y cuatro de la torre 5.