Terminal de buses también tendría espacios para la comunidad

 
 
     
 
El proyecto, que se encuentra en su etapa de diseño, espera la adjudicación total del terreno al Municipio, para poder iniciar los estudios de suelo que confirmen lo apto del lote para esta construcción. La terminal estaría ubicada sobre la carrera 29, tiene un costo tentativo de 4 mil 870 millones de pesos, sería la solución para el problema de los buses en la Loma de Los Parra, y espera la aprobación del Concejo de Medellín para iniciar obras.
Juan Bernardo Gálvez, Gerente Social y Comunicacional de la Empresa de Desarrollo Urbano, Edu, respondió algunas inquietudes que surgen sobre el proyecto.

¿Por qué escogieron ese lote?
Se hizo un análisis de 11 lotes en El Poblado, miramos el tamaño, el tipo de ubicación según las rutas de buses, los aislamientos, la topografía, los usos del suelo y su estabilidad, obras adicionales, acceso directo y propietarios. Si nosotros no construimos el equipamiento en ese sector, y el lote sigue siendo privado, tarde o temprano allí construirían una torre mucho más grande y el Municipio no podría hacer nada.

¿Qué estudios han realizado hasta el momento?
La Dirección de Planeación hizo unos estudios preliminares y estaba negociando el lote, ese proceso ya está terminado. Los estudios de suelo no los podemos hacer sobre un lote que no es nuestro. Solo faltan unos detalles formales para trasladar el lote al Municipio pero eso ya esta concretado.

¿Qué características especiales tiene el equipamiento?
Los buses no estarán a la vista, y los conductores en su interior tendrán la posibilidad de subsanar las necesidades propias con una pequeña cafetería, servicio mecánico y de lavado. Eso implica que en el interior del edificio se mitigue el impacto ambiental con manejo de aguas. Los buses entrarán en una sola superficie subterránea con 50 a 80 celdas.

¿Cómo sería la parte superior del proyecto?
Estamos en propuestas para poder partir de algo en la discusión con la gente. Tenemos unos dibujos con una cancha de grama sintética, con un sitio para ejercicio y esparcimiento, aprovechando que el lote tiene una muy buena panorámica. Habrá componente arbóreo a los lados y al interior. También pequeños sitios de comercio o un salón comunitario. Esas ideas son el inicio para que se genere una discusión, para que la comunidad participe de manera activa en los usos que se le pueden dar al lote.

¿Cómo mitigarán el ruido y la contaminación?
Estamos investigando sobre posibilidades específicas de conducción por mecanismos cerrados, a través de compresores de aire de todas las emisiones, para recogerlas directamente desde los buses y pasarlas por una planta que las tire al ambiente con una pureza del 95%. Es algo que se ha hecho en otros lugares del mundo, no nos estamos inventando nada. Con el ruido no habrá problemas por el hecho de ser encerrado, además para eso son las barreras ambientales de árboles como aislantes de sonido.

¿Y la movilidad?
Sobre la carrera 29 nunca habrá buses estacionados. El proyecto incluye un aliviadero que está en el norte del terreno. El bus llega, entra a una pequeña bahía al interior del lote, descarga los últimos pasajeros y luego entra al equipamiento. No generará problemas de movilidad, los buses saldrán por intervalos de tiempo.

¿Qué exigencias tendrán con los conductores?
Algo en lo que ya venimos trabajando, es que cada uno de estos equipamientos integrales de transporte tendrá un manual de convivencia, de uso y de manejo, que permita que existan reglas de comportamiento al interior, y que las empresas se hagan responsables de que se cumpla. La cultura de los ciudadanos se puede cambiar, los conductores se comportarán mejor si tienen un sitio más digno.

¿Cómo continuará la concertación con la comunidad?
Contrario a lo que la comunidad piensa, lo que hacemos es defender la posibilidad de que en ese espacio queden algunos equipamientos comunitarios y que se preserve un verde, así sea en condiciones diferentes. Nosotros permanentemente hemos querido convocar a la comunidad del sector para que diagnostiquemos y miremos qué sería interesante hacer en la parte superior del equipamiento.

¿Cuándo comienzan las obras?
Como aún no tenemos todos los recursos en caja, le daremos prioridad a la construcción del equipamiento de Belén Las Mercedes inicialmente, e iremos avanzando en los diseños para El Poblado para comenzar obras terminando el año entrante y podría estar listo para 2010.