Tercer concierto académico para celebrar y enseñar

El chelista Leonard Elschenbroich será el tercer invitado de la Academia Filarmónica este año. Buscan calidad en las presentaciones y aprendizaje para sus jóvenes. 

Por Laura Montoya Carvajal
De golpear los cueros de una tambora de chirimía hace 8 años, David Espinosa pasó a vestirse de negro y tocar la percusión clásica y sinfónica en la Academia Filarmónica de Medellín. Hoy, a sus 19 años, ya cursa tercer semestre de Música en la Universidad de Antioquia.

El joven percusionista de San Antonio de Prado comenzó 2013 en la Academia Filarmónica. Este año, David celebra junto a sus compañeros el lustro que lleva esta institución apoyando a músicos en formación como él con una serie de conciertos en los que solistas y directores destacados de todo el mundo son protagonistas y ejemplo para los locales.


En el tercer concierto de este año el chelista Leonard Elschenbroich ejecutará el 20 de junio junto a los miembros de la academia el Concierto para Violonchelo en Mi menor y Variaciones Enigma de Edward Elgar. El alemán fue ganador de la Competencia Leonard Bernstein e hizo parte de la New Generation Artists Scheme de BBC Radio 3 en 2012, entre otros reconocimientos.

“La labor que hacen los maestros Alejandro Posada y Roberto González-Monjas de traer artistas internacionales a tocar con nosotros la resumo en la palabra ‘inspirar’. Estos músicos nos motivan a tener disciplina, que es un valor que nos inculca mucho la academia”, asegura David. El joven destaca el anterior concierto en el que tocaron junto a González-Monjas, violinista y director artístico asociado de la academia, como la oportunidad de haber tocado “con uno de los mejores músicos y seres humanos del mundo. Lo recordamos por su talento, y su capacidad iluminar nos los ojos”, dice, y también resalta que pudo conocer en 2013 a Martin Grubinger, un destacado percusionista austriaco.

Además de las presentaciones en la ciudad, muchos miembros de la academia han viajado a realizar intercambios o participar de festivales. David ha estado dos veces en Suiza, y recientemente fue elegido por audición para tocar en el Miami Music Festival, al que asistirá el 22 de junio.

“Mi idea es terminar el pregrado y continuar con lo que hago y lo que fomenta la Academia, que es ir a otros lugares y buscar oportunidades. Me veo haciendo una maestría afuera y presentándome a festivales y orquestas importantes”, explica el percusionista.

En sus cinco años, la Academia Filarmónica ha apoyado a más de 100 jóvenes en su formación musical.