¡Tan avispados!

¡Tan avispados!
“¡Qué bueno que la autoridad pusiera un separador que impida a los ‘avispados’ –de los que habla el rector de Eafit– seguir siendo más avispados que los demás ciudadanos, y que además los multe”. El lector Alfredo Ordónez se refiere a lo que pasa en la carrera 32 D entre calles 9 y 10, frente a Vizcaya. “Hay tres carriles, dos van hacia la 10 A y uno es para subir por la 10, pero los avispados toman este último, y sin importarles que en los otros dos carriles los ciudadanos esperan el turno, se los pasan a todos por encima, y afectan a los que venían en fila, y a los que van a subir. Falta educación y cultura, pero también garrote”, opina.