Solo una empresa de buses

Movilidad en la Avenida El Poblado
“Solo una empresa de buses”
Esa es la intención de la administración municipal cuando entre en funcionamiento el proyecto TPM (Transporte Público de Medellín)

En el más reciente foro de Movilidad, convocado por Corpoblado, y al cual asistieron los directores y secretarios de Fonval, Planeación, Movilidad, así como integrantes de la comunidad, quedó claro que la comuna 14 es una zona neurálgica para los planes de transporte que tiene la Alcaldía de Medellín.

En esta reunión, con algunos toques de debate, se presentaron varios de los componentes del TPM (Transporte Público de Medellín), un proyecto que ya tiene como gerente a Luis Fernando Cortés y que pretende, entre muchos de sus objetivos, convertir a la Avenida El Poblado en un corredor mucho más eficiente.

El secretario de Movilidad de Medellín, Ómar Hoyos, explicó que la idea es buscar los estándares con los que hoy cuenta metroplús en las cuencas 3 y 6. Según él, lo que hoy se ve en la Avenida El Poblado es símbolo de ineficiencia en el transporte. “No entendemos por qué, en este corredor, vemos en un mismo minuto tres o cuatro empresas (incluso sin ser de El Poblado, en algunos casos) compitiendo por un pasaje, atropellándose en los paraderos, congestionando. Y van vacíos o con dos o tres pasajeros.

Entonces, en un mismo minuto todas estas empresas despachan (incluidos Sabaneta y Envigado) siete buses en un mismo minuto (pasan cerca de 80 por hora). Eso es lo que se llama ineficiencia en el servicio”, dijo el funcionario.

Hoyos advirtió que están trabajando para adjudicar la prestación del servicio en esta cuenca (la de El Poblado) a una sola empresa. “Para que despachen un carro, por ejemplo, cada cuatro minutos. Una sola empresa no va a ser ineficiente ni va a intentar buscar pasajeros que no existen”, explicó.

Según las cuentas de la Alcaldía, El Poblado tiene la mayor producción de viajes per cápita: 2.7 viajes por habitante, “mientras que en otros barrios no llega a 1”. Así mismo, El Poblado tiene la mayor cantidad de vehículos del Valle de Aburrá. “Aquí se concentra el 20 por ciento de los vehículos particulares. Así que el tema de El Poblado es delicado”.

Beneficios y retos
Esta decisión también tendría como argumento base las emisiones de material particulado, toda vez que se pasaría de buses que funcionan con Diesel, a unos que se mueven con gas que contaminan menos.

Este sistema (TPM), que proyecta paraderos fijos, frecuencias fijas y control de flota, aprovecharía la tecnología para que “la ciudad pueda controlar esos buses sin necesidad de tener un agente de tránsito detrás de ellos mirando si excedieron la velocidad o si no pararon donde es debido”.

No obstante, son varios los retos que se ciernen sobre la implementación de esta iniciativa, pues aunque la intención de la Alcaldía es que todos estos buses funcionen con tarjeta y se pueda ir hasta cualquier tramo del sistema con un solo pasaje, la realidad es que ni con el sistema de alimentación al metro de las rutas integradas, ha sido posible lograr esta integración.

La otra gran pregunta es si los habitantes de El Poblado, acostumbrados a viajar en vehículo particular, utilizarán el sistema. Ante este interrogante, el secretario Hoyos es optimista. Cree que lo que se requiere es cultura ciudadana. “Vemos en Europa y Estados Unidos que los vehículos permanecen en las casas en semana y las personas van a la universidad y al trabajo en transporte público y los fines de semana utilizan el carro para salir de la ciudad u otras actividades. Lo que tenemos que hacer para lograr esto es dar un sistema de calidad, tendremos que privilegiar el transporte público y tendremos que hacer infraestructura o utilizar la que tenemos de una mejor manera”, advirtió.

“La ciudad innovadora es la que es capaz de resolver problemas de movilidad sosteniendo la naturaleza y el medio ambiente”: Fabio Martínez

En la Alcaldía pretenden publicar en enero del próximo año los primeras pliegos de licitaciones del proyecto. Por lo pronto ya arrancaron con la socialización con algunos transportadores y esperan hacer lo propio con la comunidad.

En el foro de Movilidad, al que también asistió Javier Darío Toro, gerente de Metroplús, el túnel verde volvió a aparecer en escena. Entre muchos de los argumentos, los voceros de los comités cívicos que se oponen a la tala, explicaron (de nuevo) que su pelea no es con metroplús como sistema, sino con la manera como se está llevando el proceso y con la construcción de un tercer carril en cada uno de los costados de la Avenida El Poblado.

Fabio Mauricio Martínez, vocero del Comité Protúnel Verde, expresó que no están de acuerdo en que se hable de socialización cuando ya el proyecto está diseñado.

“Ustedes dicen que ya habían concertado con la comunidad de Envigado el proyecto, pero lo que no informan es que la veeduría en ese municipio lleva seis años pidiendo rediseños. Entonces lo que reclamamos son debates y concertaciones. Ustedes hablan de desincentivar el transporte particular, pero al mismo tiempo diseñan un tercer carril. La solución no es abrir más carriles, porque van a traer más motos y más carros. Lo que proponemos es más bien un carril exclusivo, que sea compartido por los buses de metroplús con vehículos con tres o más ocupantes”.

Estos conceptos también preveen que las talas continuarán por toda la Avenida El Poblado, dado que no tiene sentido que en la parte de Envigado se tengan presupuestados seis carriles y en la comuna 14 vayan a permanecer con dos (a cada lado).

“La U corta o la U larga de metroplús por la Avenida El Poblado es un plan trazado desde el 2005. Y hay planes para este corredor desde Sabaneta a la Oriental, incluido en el Plan Maestro de Movilidad, al cual se tienen que adherir los POTs del Área Metropolitana”, continuó Martínez.

El ingeniero civil Juan Fernando Castaño, se sumó a la discusión, analizando la viabilidad de la llamada U corta (por la Avenida El Poblado hasta La Aguacatala). La consideró inviable financieramente por la poca cantidad de pasajeros que tendría.

“Lo que vamos a entrar a discutir entonces es la U larga que se tiene prevista hasta la calle 30, lo que implica que se va a intervenir toda la Avenida. Según lo planteado eso va a traer más talas. ¿Qué va a pasar en El Poblado cuando por las obras lleguen a talar los árboles al frente de El Campestre y en la Bomba de los Ochoa? Entonces lo que le decimos a la Alcaldía es que así se diga que están cumpliendo la ley con las talas, vayan un poco más allá y atiendan el sentir ciudadano”, dijo.