Solo paran los problemas en los paraderos

   
     
 

Las secretarías de Cultura Ciudadana, Obras Públicas y Tránsito pondrán en marcha Una Buena Parada, campaña que comenzará la próxima semana, y que pretende sembrar respeto y cariño en la ciudadanía por estos puntos de espera.

Un compromiso inexistente
“Más vale tarde que nunca”, es un refrán popular que podría aplicarse a la tardía pero necesaria campaña Una Buena Parada, porque es evidente que la mayoría de los problemas que han y continúan afectando a los paraderos tienen su origen en el poco sentido de pertenencia que generan estos en los conductores de bus y pasajeros.

Los choferes de bus recogen pasajeros en lugares que no son los paraderos, pese a encontrarse cerca alguno de estos sitios. De acuerdo, con Jaime Sánchez, de Autobuses El Poblado S.A, esta situación sucede en gran parte por la considerable distancia que existe entre algunos de ellos y a la falta de los paraderos tipo poste, puntos de espera intermedios que facilitan la recolección de pasajeros.
Según el concejal Federico Gutiérrez, quien ha sido el impulsor de varios debates sobre los paraderos, otro de los inconvenientes es que a “los conductores de buses poco les importa ser sancionados por no parar en los paraderos, porque no les presionan para cancelar las multas acumuladas”. La Secretaría de Tránsito parece coincidir con las apreciaciones del concejal Gutiérrez, ya que el próximo miércoles comenzará una campaña en los paraderos en la que agentes amonestarán públicamente y aplicarán fuertes sanciones a todos los conductores infractores.

Vandalismo y robos
Los robos y los atentados a los paraderos han sido una constante desde su instalación. Según Carlos Arango, Gerente de Cas Mobiliario, aunque el Municipio y la Policía han colaborado efectivamente en su cuidado y protección, la vigilancia de los paraderos es una labor muy complicada.
La Secretaría de Obras Públicas informa que la zona en la cual se ha registrado un mayor índice de vandalismo corresponde a El Poblado, concretamente en la vía Las Palmas, las transversales, la Avenida Las Vegas y la Avenida Los Industriales.

Los particulares y los taxis
Pero no solo los pasajeros y los buseros necesitan de una buena dosis de cultura ciudadana, los conductores particulares y taxistas también son protagonistas en el mal uso que se le está dando a los paraderos, pues utilizan las bahías de estos sitios para estacionarse o recoger personas. De igual manera, Federico Gutiérrez considera que esta situación resulta aun más grave si se tiene en cuenta que existe un gran número de paraderos que necesitan urgentemente ser dotados de bahías para su buen funcionamiento.