Situación de Las Palmas sigue preocupando

Llueve fuerte en El Poblado y es fácil prever que una zona de Patio Bonito se inunda, que por la Loma de Los Balsos baja agua como si fuera una quebrada, que algunas calles de Castropol estarán llenas de agua, así como los habitantes de las zonas más altas estarán alerta por desviaciones de aguas o terrenos inestables que pueden ceder.
Los aguaceros de Semana Santa en adelante provocaron peligrosos desplazamientos de tierra en la Vía Las Palmas, en la Loma del Escobero, en el sector La Calera, en San Lucas y en la Transversal Superior entre otros. Según el Sistema Municipal para la Atención de Desastres de Medellín, Simpad, los derrumbes fueron controlados y atendidos oportunamente.
Sobre la manera como esa dependencia actúa en caso de un deslizamiento al interior de una unidad cerrada, el director del Simpad, Camilo Zapata Wills, aclaró que “tenemos comités barriales que pueden funcionar en las unidades. Se han creado comités de emergencias allí. Hemos apoyado estrategias de cómo crear su plan de emergencia. Pero cabe recordar que eso es responsabilidad de cada unidad y no de la Alcaldía, al igual que ocurre en una empresa. Cada uno lo debe tener aunque nosotros podemos asesorar y ayudar”, dijo el funcionario.

Siguen temores con Las Palmas
El desprendimiento de parte de la calzada de ascenso de la vía Las Palmas en noviembre del año pasado, fue un gran susto tanto para las autoridades como para los habitantes de edificios del sector de la Cola del Zorro.
Aunque ya pasaron varios meses desde eso, los miedos no cesan ya que en la zona quedaron grandes cantidades de metros cúbicos de tierra, los cuales no han sido removidos y eso atemoriza a cualquier residente que esté ubicado cuadras abajo del incidente.
Para Ángela Montoya, líder de la Cola del Zorro en la Mesa Ambiental de El Poblado, “tenemos que partir de que la doble calzada de Las Palmas no se debió hacer como se hizo, por viaductos y tocando taludes. La situación es muy preocupante para los de la Cola del Zorro, el hundimiento no lo remueven, ya hemos enviado cartas, derechos de petición y la Alcaldía ya dijo que eso no le compete a ellos sino al colegio San José, a la Gobernación de Antioquia y a la concesión de la obra”. Según Montoya, después del derrumbe quedaron 200 mil metros cúbicos de tierra, no 60 mil como se pensaba. “Yo vivo en Alto Verde, donde ocurrió la catástrofe que se llevo varias vidas. Durante la construcción de la doble calzada Las Palmas yo fui a la Inspección a poner querellas y quejas porque no estaban controlando bien el agua, la estaban tirando a la ladera y entonces ya miremos lo que pasó”, indicó Ángela Montoya.

“No hay ningún peligro”
Rodrigo Caicedo, gerente de Concesiones de Antioquia, afirmó que “el material que quedó en esa depresión cerca al colegio, desde nuestro concepto no representa ningún peligro. La gran parte cayó en noviembre y si mucho hubo 60 mil metros cúbicos. La tierra está asentada y reposada, sin embargo es algo que se ve muy feo”. Y agregó que de los 60 mil, aproximadamente 26 mil fueron removidos por la Alcaldía de Medellín, y que con los cerca de 40 mil restantes, la gerencia hará un mapa y un estudio para conformar un cauce seguro de la quebrada La Presidenta, con lo que sabrán cuanta tierra deben sacar.