Sillas para pensar en el medio ambiente

Sillas para pensar en el medio ambiente
Cuando pensamos en cómo proteger el medio ambiente rara vez consideramos el impacto que la decoración y el mobiliario del hogar tiene en la naturaleza. Ahora hay más alternativas para que al sentarte a pensar en tu contribución con el planeta, la silla donde lo haces ya haya dado un primer paso.
sillaweb
Para los que trabajamos en oficinas y pasamos gran parte del día sentados, una silla incómoda puede ser una pesadilla. La comodidad es básicamente lo que nos ha llevado a tener sillas simples en las oficinas y hogares. Con el paso del tiempo le hemos puesto más interés a la postura, al cojín, a la rigidez, a la estética, pero lo que quizá no había tenido mucho protagonismo en estos muebles es la consciencia ecológica y la diversidad en el diseño pro ambiente.

El diseñador chino Jamy Yang fue contratado por la empresa Steelcase para crear un diseño único de la típica silla de oficina. El material escogido fue un plástico espumoso ecológico, creado por el mismo diseñador en 2010, en una gama de colores vibrantes. Tejido de forma envolvente en el esqueleto de la silla, el eco-plástico da la sensación de nido futurista. Pero la intención real de Jamy Yang es enfrentarnos con el eminente declive ambiental y la posibilidad de vivir en medio del desperdicio.
silla2  bokja2
En Beirut, Líbano, dos amigas se han convertido en pioneras del diseño reciclado, es decir utilizan materiales y muebles usados, antigüedades y renuevan piezas en desuso para evitar el exceso de manufactura, además solo hacen contrataciones locales para reducir la contaminación por transporte. Huda Baroudi and Maria Hibri con su marca Bokja proponen un estilo vintage conservando tradiciones artesanales del Medio Oriente.

La marca Haworth, ha estado sacando al mercado durante los últimos dos años una silla tipo oficina con diseño simple y moderno. Su nombre es Zody y está hecha con un 51% de material reciclado y es 98% reciclable. Lo mejor de todo es que en su página web cada cliente puede diseñar la Zody, escoger en qué materiales quiere el descanza-brazos, de qué colores quiere el sillón, el espaldar y las bases.
BAMBOO-chair zody2
Como la industria de manufacturas mobiliarias aún se beneficia con productos no reciclados y no reciclables, y aún no tiene gran necesidad de renovar o reutilisar materiales, la responsabilidad por la decoración ecológica del hogar recae, como siempre, en la demanda del consumidor. El Poblado está lleno de almacenes con muebles hermosos y nuevos pero poco conscientes del medio ambiente. Afortunadamente también está lleno de anticuarios y almacenes de muebles de segunda. Así las sillas de un nuevo hogar o la redecoración de asientos en un espacio con años puede estar a la última moda con mobiliarios usados o renovados, solo hay que investigar, fantasear con el diseño y rebuscar telas de moda o excéntricas, taches, diferentes acabados y técnicas para forrar. También podemos mandar a hacer sillas en materiales biodegradables como el bambú o corcho. El estilo de la silla es tuyo pero el planeta es de todos.