Siguen sin sede comunal

Siguen sin sede comunal
Según la Alcaldía, hacen falta los diseños para iniciar la obra

Un sentimiento de frustración hay en los habitantes del barrio El Tesoro La Ye, situado frente a la glorieta Los Balsos – El Tesoro. Pese a que en un acto especial celebrado el 20 de octubre del año pasado recibieron con aplausos y lágrimas el anuncio de la Alcaldía de Medellín de que en enero de este 2012 empezarían las obras de la sede comunal, han pasado más de ocho meses del año, los trabajos nada que inician y no se sabe cuándo se pondrá la primera piedra.
Ese día de octubre, la Alcaldía les entregó a los habitantes de El Tesoro La Ye de manera simbólica el lote de cerca de 3.200 metros cuadrados, adyacente al barrio, donde ya debería estar construido, o al menos muy adelantado, un espacio recreativo, educativo, cultural y social para la comunidad. El terreno, ubicado en la calle 11 Sur con la carrera 11 B, lo compró el Municipio a un particular por un precio superior a los 600 millones de pesos, recursos provenientes de Presupuesto Participativo (345 millones priorizados por la comunidad), y compensaciones urbanísticas de constructores de la ciudad. Según los funcionarios de la Alcaldía, allí se edificarían aulas para capacitaciones, auditorios, oficinas, placa polideportiva y espacios al aire libre. Los residentes del barrio miraron con emoción los diseños preliminares de la sede presentados por el Inder, entidad que supuestamente entregaría los diseños definitivos en diciembre de ese año (2011), tal y como lo informó Vivir en El Poblado en la edición 449 de octubre de 2011.
“Siempre ha sido un sueño contar con la sede y la placa, es una lucha de muchos años de la comunidad”, dice hoy la presidente de la Junta de Acción Comunal de El Tesoro La Ye, María Eugenia Meza. “El año pasado nos dijeron que estaba todo listo y ahora vemos que no está todo muy claro. Por eso pedimos el apoyo de la administración para poder cristalizar este sueño, ya que es un espacio que el barrio necesita”, expresa.
Frente a la ejecución de este proyecto, Jorge Mantilla, del equipo de gestión de equipamientos sociales de la Secretaría de Desarrollo Social, manifiesta: “La Secretaría asignó 50 millones de pesos al Inder para los diseños arquitectónicos, que se encuentran en etapa de elaboración. Falta diseñar la parte estructural e hidrosanitaria, que se va a realizar por medio de un convenio con la EDU. Además, para el proyecto se cuenta con cerca de 1.300 millones de pesos, por compensaciones urbanísticas, que se encuentran en Planeación. Solo falta que se entreguen los diseños definitivos para conocer el presupuesto y asignar los recursos”.