Siempre hay parqueo

A Edgar Castro le tocó la calle 10 cuando era estrecha. El tráfico era otro. Subir por allí era demorado. Y cuando la rediseñaron con tres carriles, Edgar pensó que funcionaría mejor. Pero no solo el parque automotor no deja de aumentar sino que el mal uso hace que la vía, tras los años, siga sin funcionar: “Siempre, pero todos los días y a cada minuto, hay parqueo a lado y lado, así esté prohibido. Es imposible que funcione bien”, dijo.