Se aplaza la peatonalización

Se aplaza la peatonalización
El 13 de octubre, como lo había establecido la comisión accidental del Concejo, no se hará efectiva la peatonalización del Lleras

Aunque la comunidad residente, comerciantes y visitantes de la Zona Rosa esperaban para el 13 de octubre el inicio de la prueba piloto de la peatonalización del Parque Lleras, esta aún no se hará debido a que la Secretaría de Movilidad y Planeación Municipal no han definido las vías de cierre y su impacto en el tránsito del sector.
Según Flor Alicia Peláez, subsecretaria de Movilidad, “estamos evaluando unas alternativas para tomar decisiones definitivas. Debemos tener claridad y hacer una evaluación técnica de cuáles son las mejores opciones en cuanto al cierre, teniendo en cuenta la afectación de la movilidad y las zonas de estacionamiento reguladas que van a ser suprimidas. Nosotros lo tenemos como un proyecto prioritario. Esta semana estaremos dando un vistazo con Planeación para definir la peatonalización. Después de evaluar las alternativas, entregaremos oficialmente el proyecto para su socialización”.
Robert Bohórquez, concejal que preside la comisión accidental de parquímetros del Parque Lleras, expresa: “Es importante que se defina antes de finalizar octubre, ya que se avecinan eventos internacionales para la ciudad como el concierto de Madonna, donde se esperan muchos visitantes y turistas a Medellín. El Parque Lleras debe estar preparado para recibir toda esta gente”.
Asimismo, el concejal Nicolás Duque, quien ha acompañado el proyecto de peatonalización, puntualiza: “Sabemos que el cierre implica una correcta evaluación, pero notamos que el proceso se puede estar dilatando si no se definen rápidamente las fechas”.
A estas posiciones se suma la Corporación Zona Rosa, que congrega a los comerciantes del sector, y que espera lo antes posible el cierre de “las dobles T”, alrededor del Parque Lleras. “El compromiso de nosotros es dar una correcta socialización del proyecto para que las personas se apropien del espacio. Estamos trabajando junto a los residentes para avanzar en temas como el control del ruido y la seguridad, y garantizar que este proyecto sea un ejemplo de ciudad”, expresa su vocero Luis Guillermo Orjuela.
Por su parte, los representantes de la comunidad piden a la administración municipal y a empresarios del Parque Lleras tener muy en cuenta a los habitantes vecinos del Lleras y Provenza, para que el proyecto garantice pactos de convivencia que impidan la vulneración de los derechos de los residentes. “Exigimos que haya normas precisas con respecto a los residentes vecinos. Hay que tener claro el protocolo antes de implementar los cierres”, manifiesta Elisa Sánchez, presidente ejecutiva de Corpoblado.

Aceras en mal estado
Aún sin comenzar la prueba piloto de peatonalización del Lleras, una de las mayores preocupaciones de los usuarios de la Zona Rosa es el estado actual de los andenes que hay alrededor del parque. “Antes de volver peatonal el parque la Alcaldía debería darse una caminada por acá para que vea en qué condiciones se están movilizando los peatones. Normalmente, un fin de semana, nos toca caminar por la calle, porque los andenes son muy estrechos, además tienen huecos y sobresaltos. He visto personas caerse”, expresa Alejandro Aguirre, peatón de El Poblado.
A quejas como esta se suma la de la residente María Cristina Piedrahita, quien hace poco decidió visitar la zona más turística de Medellín junto a un amigo extranjero, recién llegado a la ciudad. “Fue una sorpresa ver las condiciones en que están los andenes de la Zona Rosa. Ahora que hablan de peatonalización, no entiendo cómo un lugar de estos, tan importante, que es referente de Medellín, tiene unas aceras tan malas. Le deberían poner más atención a esto”, señala la ciudadana.
La Corporación Zona Rosa declara que a raíz del mal estado del espacio público alrededor del Parque Lleras, han hecho un llamado a la administración municipal para que mejore las condiciones urbanísticas del sector. “Además de que muchas de las aceras no garantizan un buen desplazamiento, se están robando las tapas de las alcantarillas. Todo esto está degenerando la calidad de los andenes y es grave porque allí la gente puede caerse”, señala Luis Guillermo Orjuela, representante de la agremiación de empresarios.