Reunión de acercamiento

     
 

Los antejardines

La primera inquietud de la comunidad es qué va a pasar con las franjas de antejardines que hay frente a sus urbanizaciones. Álvaro Restrepo de la Secretaría de Tránsito explicó que desde la construcción de la Regional en 1950 se dejó una franja de 60 metros desde la placa del río hasta las construcciones, que hoy está distribuida así: 14 metros para el Metro y las líneas del ferrocarril, 15 metros para los 3 carriles de la Regional, 7 metros de zona verde (separador), 10 metros para la vía distribuidora, 5 metros de zona verde en elseparador, 7 metros para la vía de servicios y 2 metros de antejardines de las edificaciones. “Para darle continuidad a los tres carriles de la vía distribuidora, que en ciertos tramos solo tiene dos carriles, solo se intervendrá la franja de 5 metros de zona verde del separador con la vía de servicios”, afirmó Restrepo.

Árboles

Un residente recordó que en el año 75, la comunidad participó en la siembra de árboles en la mitad de los separadores de 7 y 5 metros. Y precisamente el futuro de los árboles fue la otra preocupación de la comunidad. Juan Carlos Vásquez, ingeniero de la firma Integral, encargada de los diseños del proyecto, presentó el plan de manejo arbóreo. En el tramo desde la quebrada La Zúñiga hasta la calle 34 hay 1.671 árboles. 547 permanecen, 469 serán transplantados, 344 árboles y 311 arbustos serán afectados. “La compensación será de mínimo 3 árboles repuestos por cada uno retirado, sembrados en otros sitios de la ciudad”. Sin embargo, la comunidad considera que la reposición debe darse en los mismos sectores que se intervienen, para mitigar la contaminación de esta ampliación vial.

Continuidad en la vía de servicios

Para la recuperación integral de este corredor, exigirán el pago de obligaciones urbanísticas pendientes a quienes aún no han terminado su vía de servicios. Así mismo, la ampliación reclamará los locales comerciales que hay bajo el puente de La 10. “Estos comerciantes estaban informados de antemano de que el aprovechamiento de este espacio era provisional, sin embargo, ya se hizo una reunión con ellos para concertar alternativas”, aseguran en el Área Metropolitana.

Lo que hay no alcanza

Al darle continuidad a los tres carriles de la vía distribuidora, buscan mejorar la movilidad urbana del corredor del río, sin afectar el tráfico de la Regional. Según una medición hecha en dos puntos críticos de este corredor se encontró lo siguiente: En Monterrey se movilizan unos 4.720 carros en hora pico, 1.905 cada cuarto de hora. En el límite entre Medellín y Envigado 4.288 carros en este mismo intervalo, 1.731 cada cuarto de hora. El promedio de tráfico semanal es de 55 mil 355 carros en Monterrey y 40 mil 308 carros en el límite intermunicipal. “Con lo que hay ahora no alcanza para movilizar el tráfico regional y el urbano de manera eficiente”, es la justificación del Área Metropolitana y el Tránsito para ampliar la vía distribuidora.