Retornos bloquean vías

Retornos que se construyeron como solución de movilidad, ahora son la causa de la congestión de la loma de Los Balsos


Carros en el retorno de Oviedo (“La Rueca”) en dirección oriente-occidente sobre Los Balsos

La loma de Los Balsos es una de esas travesías en donde muchos conductores de El Poblado viven la experiencia de quedarse estancados en filas. Lo particular de esta vía son sus retornos, en los que en momentos de alto flujo vehicular, se forman anillos de tráfico sin salida. Desde el puente de la 4 Sur en dirección occidente-oriente hasta la Transversal Inferior, se encuentran los siguientes puntos claves:

1. Retorno conocido como “La Rueca”, al frente de Oviedo. Este es un punto crítico y el trancón se genera por los vehículos que bajan desde Los Balsos para tomar el puente de la 4 Sur y los que suben e intentan ingresar al centro comercial.

2. Antes de cruzar el puente del centro comercial Santafé, la movilidad se reduce en el semáforo sobre la Avenida de El Poblado debido a la ausencia de bahías para los buses, a los accidentes de tránsito y a que los conductores toman el carril inadecuado para girar hacia el sur.

3. El retorno del centro comercial Santafé es otro punto neurálgico y la congestión se genera entre los vehículos que suben por Los Balsos, los que van hacia el centro comercial y los que bajan para la Avenida de El Poblado. En ocasiones, la salida desde el centro comercial queda paralizada.

4. Antes de llegar a la Transversal Inferior se encuentra el retorno del centro infantil Los Ositos. Allí las vías quedan bloqueadas por los vehículos que salen de la guardería, los que vienen de la Transversal Superior por la calle 9B Sur y los que suben por Los Balsos.


Centros comerciales: Puntos críticos 

Los centros comerciales además de generarlo, reciben el impacto de la movilidad.
Actualmente, a Santafé ingresan, en promedio, cinco mil vehículos en semana y ocho mil el fin de semana. El centro comercial cuenta con 2 mil 674 celdas de estacionamiento.
En cuanto a las dificultades que genera el retorno, Juanita Gutiérrez, gerente del centro comercial, expresa: “Creemos que hay falencias y que el retorno debió ser concebido como corbatín y no como rotonda. Esto afecta el ingreso, la salida y la circulación interna en los parqueaderos del mall”. Para mitigar esta situación, Santafé implementó un “Plan Retorno” que da prioridad a los vehículos que requieren salir de las instalaciones. Según Gutiérrez, para esto necesitan que las autoridades de tránsito cierren el retorno en la loma de Los Balsos y que generen movilidad en el semáforo peatonal de Los Balsos sobre el puente de la Avenida de El Poblado. Por otro lado se promueve que los conductores apliquen la estrategia uno a uno sobre Los Balsos con la carrera 42. Además, Gutiérrez asegura que se está desarrollando, junto con la Secretaría de Movilidad, un plan piloto para “desafiar la movilidad con amabilidad”.


Loma Los Balsos con la carrera 34

El centro comercial Oviedo también causa un impacto importante en la movilidad de la zona. Vivir en El Poblado intentó comunicarse con la organización para saber qué estrategias y medidas adoptan para contrarrestar los anillos de tráfico sin salida, pero al cierre de esta edición no había recibido respuesta del centro comercial.


Los Balsos a la altura de la guardería Mis Garabatos

Otro de los momentos en que se congestiona este sector tiene que ver con el ingreso y la salida de los 1.106 estudiantes del colegio La Enseñanza, que comienza su jornada a las 6:30 am. Por eso, el colegio adoptó un plan de movilidad y seguridad vial para las estudiantes y sus padres. “Reorganizamos la salida de las niñas, la cual genera una congestión que tarda unos 15 minutos”, afirma Liliana Henao, coordinadora de convivencia de La Enseñanza. Primero evacuan las niñas que salen caminando, luego los buses (24 rutas), después 14 busetas particulares y por último los vehículos de los padres. Todos se ubican en una plazoleta del colegio y desde allí se dirige la salida a las 2:30 pm. “A las 2:50 pm ya se ve la normalidad en el colegio”, cuenta la coordinadora.


Carros en el retorno de Oviedo conocido como “La Rueca” en dirección occidente-oriente

El colegio cuenta con 103 celdas de estacionamiento y con dos porterías. Estas se utilizan según los horarios. Henao comenta que el retorno de Santafé ha sido una dificultad porque algunos padres lo utilizan en contravía. Sin embargo, “los hemos concientizado sobre el cumplimiento de las normas y, cuando los vecinos nos informan de las imprudencias de los padres, nos comunicamos con ellos”.


Carros en el retorno de Santafé en dirección occidente-oriente sobre Los Balsos

El centro infantil Los Ositos se ha visto afectado por la construcción de los pasos a desnivel de la Transversal Superior y la Transversal Inferior. Sin embargo, allí no se han tomado medidas especiales de movilidad. “Hemos seguido los horarios normales y los padres de familia también entienden la situación de las obras”, afirma Cristina Fernández, su coordinadora académica. Los Ositos cuenta con 10 rutas de buses para lo 220 niños que ingresan en la mañana y tres rutas de buses para los 70 que estudian en la tarde. Además tiene 45 celdas de parqueo para los padres de familia.


Carros en el retorno de Los Ositos en dirección occidente-oriente sobre Los Balsos

Atrapada en un taco, una persona se puede demorar hasta 45 minutos para llegar a la unidad residencial Surabaya. Aún así, algunos residentes de esta unidad solicitan un ingreso vehicular por Los Balsos. “La salida por aquí nos permitiría acceso a otras vías y nos beneficiaría porque la Inferior (en donde está la portería actual) se va a congestionar con los proyectos nuevos de vivienda de la loma del Campestre”, afirma Nancy Velásquez, administradora de Surabaya. Por otro lado, asegura que el servicio de los paleteros de la obra (encargados de dar la vía) es deficiente: “Sí hay paletero pero a veces está y a veces no”.

Los habitantes de las unidades residenciales que se ubican sobre la Transversal Superior también se ven afectados, puesto que debido a la unidireccionalidad de esta vía, deben buscar el retorno de Los Balsos


Salida del centro infantil Los Ositos sobre Los Balsos

Plan para mejorar los retornos
Marta Suárez, líder de prospectiva de la Secretaría de Movilidad, explica que el propósito de los retornos es recortar los recorridos y facilitar las maniobras oriente-oriente y oriente-occidente. “Sin embargo, con el aumento del parque automotor, los retornos superan su capacidad y en las vías que son de transición, acceso y salida, se generan colas que afectan el tráfico normal”, aclara Suárez. Dice que la Secretaría de Movilidad, como administradora de los retornos, cierra el de Santafé en horas pico para evitar la maniobra occidente occidente y que se afecte la circulación de los demás carriles. Para buscar alternativas, la Secretaría de Movilidad trabaja con la Secretaría de Infraestructura y el Departamento de Planeación en un Comité de Mejoramientos Viales. Según la funcionaria, se planteó ampliar el área del retorno de Santafé, lo que requiere compra de lotes, y mejorar la geometría del retorno de Oviedo y el de la Transversal Inferior. “Están dentro del programa de ejecución, una vez se cuente con los recursos y predios”, concluye.


Carros en el retorno de Santafé en dirección oriente-occidente sobre Los Balsos