Reparos sobre Vía Linares

Reparos sobre Vía Linares
Vecinos del recién abierto tramo Los Balsos-Los González sugieren algunas modificaciones para mejorar su movilidad

Ana G. Mejía vive en inmediaciones del nuevo tramo de la Vía Linares (carrera 29), entre Las Lomas Los Balsos y Los González. Este broche, de 190 metros de longitud y un costo de 1.600 millones de pesos, fue puesto al servicio el pasado 22 de octubre. Luego de estos primeros días de uso, Ana G. y varios de sus vecinos consideran que hay algunos asuntos que deben ser revisados por la Secretaría de Movilidad, con el fin de mejorar el tráfico en el área, así como por el Fondo de Valorización de Medellín (Fonval) al momento de hacer la distribución para los cobros de valorización


Salida de Linares a Los Balsos

En primer lugar, aseguran que la salida a la loma de Los González (dirección sur-norte), no tiene visibilidad adecuada: “Se debe asomar mucho la trompa, lo que representa un peligro grande de colisionar con los vehículos que bajan a buena velocidad por la loma”. En segundo término, califican como innecesarios dos resaltos ubicados en la parte media de Linares “supuestamente para que se disminuya velocidad donde no es muy claro que pueda haberla”.
La tercera inquietud se refiere al “Pare” que deben hacer los vehículos cuando bajan por la calle 9 A Sur. “No estamos de acuerdo con esto, si se tiene en cuenta que es una vía de una pendiente alta y estrecha, que tiene un flujo vehicular muy alto y amenaza con embotellar más la Transversal Superior y por consiguiente el tráfico alto que viene de Los Balsos y el Oriente”.


Salida de Linares a Los González

El cuarto reparo es “tal vez el más grave de todos”, dicen. “No se tuvo en cuenta el peligro que representa la entrega de un mayor flujo vehicular de esta nueva vía sobre Los Balsos, donde el giro para tomar la loma es en ángulo muy forzado y sin visibilidad de ninguna clase, teniendo en cuenta que los vehículos que suben por Los Balsos vienen a alta velocidad, salen de una curva y se encuentran de frente con los carros que hacen este giro.
Por último, sugieren al Fonval “tener en cuenta que las urbanizaciones sobre la 9 A sur, en vez de mejorar, empiezan a sufrir trancones interminables que les impiden la entrada y salida normal de vehículos, por lo que no es justo que fuera de que la obra no nos beneficia, nos perjudique, y encima tengamos que pagar Valorización”.
Aunque Vivir en El Poblado transfirió varias de estas inquietudes a las Secretarías de Movilidad y de Infraestructura, al cierre de la edición aún no había obtenido respuesta.