Que quede claro, la propina es voluntaria

En una circular, con vigencia desde el 8 de junio, se exige a propietarios y administradores de este tipo de lugares, poner avisos fijados a la entrada del establecimiento con “tamaño y ubicación adecuada de forma que sea visible a los consumidores”. El aviso debe tener un texto que explique claramente cuál es el porcentaje de la cuenta que el establecimiento sugiere como propina, y que esto podrá ser aceptado, rechazado, o modificado por el cliente. Cuando el consumidor pida la cuenta se le debe preguntar si opta por pagar o no la propina, o un monto diferente al sugerido. Por lo tanto “en ningún caso es admisible la expedición de prefactura, cuenta de cobro, precuenta o similares”.