Que para algo sirva la experiencia

Lamentablemente así fue. Esta primera etapa, prometida oficialmente para mayo, estuvo terminada en julio, no sin antes sortear toda clase de obstáculos, principalmente con las redes de Empresas Públicas, pero también por el invierno y el debate oportunista sobre la tala de árboles frente a la iglesia.

Ahora, cuando estamos próximos al inicio de las obras desde La Presidenta hasta Oviedo, es probable que no se oigan más las quejas iniciales (‘‘¿Para qué más espacio para los peatones?’’), pero sí habrá, eso es seguro, voces de protesta por los tacos, el polvo (o el pantano, si a los críticos les llueve), los cierres de vía, y la demora para la entrega. Y sí, la obra no la entregarán a tiempo (palabra de apostador) porque nunca una obra pública en El Poblado ha sido entregada en el tiempo prometido y ha valido lo calculado inicialmente.

La primera etapa del corredor estuvo presupuestada en 1.646 millones de pesos y valió 2.157; prometida para mayo y entregada en julio.

Esta vez el anuncio oficial dice que los trabajos en la calle empezarían después de la Feria de las Flores, y durarán 8 meses, es decir, estarían listas para abril de 2007. La recomendación es pensar en junio o julio para no hacerse falsas ilusiones. Con seguridad valdrá más plata de la presupuestada (3.948 millones) y tendrá muchos problemas con las redes de Empresas Públicas.

Este panorama irónico y pesimista podrá superarse, claro está, si las enseñanzas que dejó la construcción de la primera etapa sirvieron para algo.


¿Por qué talaron los árboles del separador frente al parque?

La explicación oficial: Porque estaban sembrados sobre una superficie inapropiada (una losa de pavimento) que eventualmente los podría hacer peligrosos. “El Estado debe actuar antes de que ocurran las tragedias”, dijo en su momento Luis Alberto García, Gerente del Plan Poblado.

La explicación oportunista: Por el mal manejo ambiental dado al proyecto. En los días en que más se hablaba de esto, un aguacero tropical tumbó un árbol grande en el cruce de la Avenida con la calle 5, lejos de las obras, por la misma razón por la que talaron los otros, porque estaba sembrado sobre una losa de pavimento. Al debate lo desinfló el aguacero.

En lo que viene, en las obras desde La Presidenta hasta Oviedo, más de 300 árboles serían plantados a lo largo del recorrido del corredor urbano, otros serían talados y algunos más transplantados.