¿Qué nos dice el CTP sobre el POT?

POT, en manos del Alcalde
¿Qué nos dice el CTP sobre el POT?
El Consejo Territorial de Planeación (CTP) espera que la administración municipal tenga en cuenta sus aportes

El Consejo Territorial de Planeación (CTP) se tomó los treinta días que le permitió la ley para proclamar su concepto del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y lo entregó juiciosamente el 27 de junio al Departamento Administrativo de Planeación y oficialmente el 1 de julio al alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria. (El Consejo Territorial de Planeación está integrado por 35 consejeros que representan los diferentes grupos poblacionales de la ciudad. El CTP es una organización civil establecida para garantizar la participación ciudadana en la formulación, ejecución, seguimiento y evaluación de los procesos de planeación del desarrollo, como el POT).

Según Francoise Coupé, presidente del Consejo Territorial de Planeación, “los integrantes del CTP conocieron el proyecto del POT; de pronto no en toda su extensión de más de nueve mil páginas, pero por lo menos en la formulación, la cartografía y el proyecto de acuerdo”. Coupé destacó, además, la participación del equipo de Planeación que acompañó la socialización, en atención a las solicitudes de la comunidad y el CTP.

Como voz líder de los 45 foros que se realizaron con los habitantes de las seis zonas de Medellín, los cinco corregimientos y los representantes de las poblaciones, Francoise Coupé presentó los puntos a tener en cuenta en cada uno de los enunciados del POT. Las sugerencias son las siguientes:

Clasificación del suelo
“Las mayores preocupaciones se expresan en la zona rural. El CTP reconoce que ha habido un mayor análisis que en el Acuerdo 46 de 2006 (mediante el cual se revisó y ajustó el POT del 99) para tomar las decisiones, como lo es la concertación con Corantioquia y un gran trabajo adelantado sobre riesgos. Sin embargo, la discusión no ha sido suficiente con los habitantes de los territorios donde se propone un cambio de clasificación, se restringen los usos del suelo y la actividad agrícola se ve amenazada. Se recomienda incorporar las conclusiones del Plan de Desarrollo Rural Sostenible, con sus propuestas sobre producción, seguridad alimentaria, titularización, regularización de los predios, etcétera”.

Estructura ecológica principal
“Veníamos muy preocupados porque la estructura ecológica principal no aparecía. Esta es la base sobre la cual se debe formular el POT y hoy la encontramos más precisa. En el área urbana se formulan menos preguntas que en el área rural, donde las grandes zonas de protección (como Reserva Nare, Distrito de Reserva Integrado (DMI) de la divisoria Aburrá- Cauca) y de usos restringidos que muestra la cartografía, reconfirman los temores de la población campesina y de los habitantes de los corregimientos”.

La gestión del riesgo
“Es uno de los temas con mayor enriquecimiento conceptual y metodológico por los estudios realizados, la inclusión de los riesgos tecnológicos y de un importante trabajo de campo sobre amenazas por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales”. Pero aclara: “La gestión del riesgo requiere actualización permanente”.

Patrimonio
“Encontramos que los listados de Bienes de Interés Cultural (BIC), no coinciden con los anteriores y no se pueden modificar sin el debido proceso, y que el patrimonio arqueológico no se incluye y requiere mapas. Además se propone la Agencia del Paisaje y del Patrimonio que, con otro nombre, ya estaba propuesta en el Acuerdo 23 de 2009, y no fue creada”.

Movilidad
“Privilegiar el transporte a pie, la bicicleta y el transporte público tiene implicaciones: mejoramiento de la infraestructura, innovaciones tecnológicas, freno a la venta de vehículos, control de la contaminación y un cambio en los comportamientos ciudadanos (…). El transporte masivo debería orientar y anticipar los procesos de urbanización y densificación, y no tener que responder a procesos no planificados, formales o informales”.

Sistema de Centralidades
“Debe considerar las centralidades metropolitanas, zonales, comunales, barriales, corregimentales y veredales. El barrio debe nombrarse y parece olvidado, es la centralidad de la cotidianidad y la división político administrativa vigente identificada por los habitantes”.

Sistema habitacional
Este tema, suscita divergencias al interior del CTP: “Unos temen el desarrollo de un modelo que favorezca el ‘capital inmobiliario’, inclusive en detrimento del capital industrial y otros lo consideran adecuado, pero solicitan precisiones sobre varios aspectos. Los temas más polémicos son: El WUF7 ha introducido el tema del alquiler con o sin opción de compra; las VIS, VIP y las viviendas populares deben contribuir a la inclusión, pero, por las altas cargas, será difícil en el corredor del río; otras modalidades de vivienda deben ser reconocidas y vivienda rural vs vivienda campestre”.

Macroproyectos:
“El desarrollo de Medellín se orienta mediante macroproyectos a través de planes parciales, unidades de actuación urbanística, planes maestros, entre otros. Al respecto, el Consejo Territorial de Planeación recomienda permitir intervenciones a escala de manzanas y fortalecer los procesos de mejoramiento integral de barrios.

Por otro lado el tema de ‘renovación’ genera inquietudes pues hasta la fecha, este proceso de intervención ha expulsado población, desconocido los derechos de los moradores y destruido inmuebles patrimoniales”.

Instrumentos de gestión
“Los instrumentos planteados por la ley y los propuestos por la administración Municipal son numerosos y algunos jamás han sido utilizados. Se requiere la conformación de un grupo de trabajo o del Comité Rector del POT para la evaluación y sustentación de los instrumentos aplicables en cada caso, y para la priorización de las intervenciones y las inversiones. Además, el Consejo Consultivo de Ordenamiento Territorial debe reactivarse y participar del análisis del proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial”.

Crítica y solicitud
El CTP hizo un llamado: “En el momento de discutir un nuevo POT, preocupa el mensaje de una municipalidad, que, a través de entidades descentralizadas, ha subvertido su propio orden y ha dejado de aplicar las normas que ha expedido para tomar acciones como construir torres en La Cruz, cuando el POT aún vigente y el proyecto de POT plantean bajas densidades; renovar un barrio como Naranjal, y no controlar la ‘sana mezcla de usos’ permitiendo el abuso de noctámbulos ruidosos en barrios residenciales”.

Finalmente, el CTP le expresó al Departamento de Planeación: “Confiamos plenamente que nuestro concepto será tenido en cuenta por la Administración porque, si bien hemos tenido claro que no es un concepto vinculante, creemos en la participación ciudadana de esta ciudad”.

Por su parte, el director de Planeación, Jorge Pérez, admitió las limitaciones que tuvo el CTP y reiteró que “la administración reconoce la importancia de estas observaciones, más allá de que la ley diga si es vinculante o no. Nuestra voluntad es que no solo incorporaremos este inmenso y rico aporte, sino que tendremos que seguir reuniéndonos con este en nuevas sesiones de trabajo”.

La Alcaldía tiene treinta días para entregar al Concejo de Medellín el borrador definitivo que, después de noventa días, deberá acordar el nuevo POT. El alcalde Aníbal Gaviria dijo que, aunque no podía dar una fecha exacta, espera no tomarse los treinta días, pero sí los que sean necesarios.