Publicidad política en el parque

Pasaba por el Lleras y le costó creer lo que vio. Y le molestó: Una valla política instalada en ese espacio público. Ideal como publicidad, porque es un sitio de mucho tráfico de gente, pero cuestionable, a su manera de ver, porque rompe con el propósito colectivo del lugar. Es el análisis que comparte Juan Diego Betancur, quien pide una revisión de las normas y cómo las aplica la campaña de esta candidata.