PROYECTO DE ACUERDO N° 024 de 2000

PROYECTO DE ACUERDO N°   024  de 2000

Por medio del cual se rinde homenaje a mujeres destacadas, que han hecho historia y construido ciudad en la región.

EL CONCEJO DE MEDELLÍN
 
En uso de sus atribuciones Constitucionales y Legales, en especial las conferidas por la Constitución Política, artículo 313 y la Ley 136 de 1994,
 
ACUERDA
 
ARTICULO PRIMERO. Con el fin de contribuir al enriquecimiento de la Memoria Colectiva de las gentes de Medellín y Antioquia y, como una forma de desarrollar a Medellín como “Ciudad Educadora”, el Concejo de Medellín, designa varias de las arterias viales, con el nombre de mujeres de esta región, cuyas vidas y obras merecen un reconocimiento peremne y, un sitial de honor  en la memoria colectiva de los antioqueños, en especial, de los medellinenses.
 
PARÁGRAFO.  La Dirección de Planeación y la Secretaría de Transporte y Tránsito de Medellín realizarán las gestiones pertinentes para el estricto cumplimiento del presente Acuerdo.
 
ARTÍCULO SEGUNDO.  Como un aporte a la sensibilidad artística de la ciudadanía y como una forma de convertir a la ciudad en un gran museo de arte al aire libre, se dispone la creación de una escultura o busto, con valor artístico, de cada una de las homenajeadas en este Acuerdo, colocado en un pedestal, donde se inscriba la semblanza del personaje y el homenaje del Concejo de Medellín 2004-2007, ubicada cada una, en una centralidad de la vía que lleva su nombre.
 
La Secretaría de Cultura Ciudadana gestionará lo pertinente para el cabal cumplimiento de lo aquí dispuesto.
 
PARÁGRAFO.  La Administración reglamentará este Acuerdo en el lapso de tres (3) meses a partir de su vigencia  y en él definirá las bases para convocar a las escultoras y escultores a concurso a fin de seleccionar los mejores, quienes habrán de realizar las esculturas. 
 
 
ARTÍCULO TERCERO.  Las vías de la ciudad que a continuación se describen, llevarán los nombres que aparecen al frente de ellas, así:

María Cano La Avenida 33, todo su recorrido
María Centeno     La Transversal 35 “Conquistadores”   
 Luzmila Acosta de Ochoa  La Calle 73 (frente al ITM), desde la carrera 75 a la 80.
Cacica Dabeiba La Calle 30 A desde la carrera 70 hasta la 84.
María Martínez de Nisser La Carrera 29 que corresponde a la Transversal 7 A, o carretera Al Tesoro.
Judith Márquez Montoya La Carrera 70, frente al Aeroparque, desde la 30 A hasta la 80.
Jesusita Vallejo La Avenida 80 entre la Calle 30 A y el Puente de la Avenida Guayabal, que corresponde a la Diagonal 75 B y 79
Luz Castro de Gutierrez                           La Transversal Superior
Blanca Isaza de Jaramillo Mesa La Transversal Inferior
Benedikta Zur Nieden de Echavarría Misas La Transversal Intermedia
Simona Duque La Autopista Norte
Cacica Agrazaba La Autopista Sur

ARTÍCULO CUARTO.  Para la inauguración e instalación de cada obra, la Secretaría de Cultura Ciudadana, hará un amplio despliegue de la noticia, a través de todos los medios de comunicación, haciendo una semblanza de cada homenajeada.
 
El acto solemne será organizado por la Secretaría de Cultura Ciudadana. Al acto asistirán, la Mesa Directiva del Concejo de Medellín y los concejales que quieran estar presentes;  familiares y amigos de la o las homenajeada (s), si fuere posible convocarlos; autoridades de la ciudad y del departamento y, como invitados especiales los Alcalde y Concejales de los Municipios de donde es originaria las homenajeadas.
 
ARTÍCULO QUINTO.  El Alcalde hará los movimientos presupuestales necesarios para el cumplimiento del presente Acuerdo.
 
 
ARTÍCULO SEXTO.  El presente Acuerdo inicia su vigencia una vez sea publicado en la Gaceta Oficial 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 
La ciudad, concebida como desde su génesis, en la polis griega y la civitas romana, no sólo se trata de la concentración física de infraestructura y de grupos humanos compartiendo un espacio, sino también, de un proyecto, de una razón de ser, de una utopía, de una intencionalidad en la ciudad y de la ciudad. 

Así, la ciudad aparece como un escenario clave para la correlación y combinación del Homo ethicus y el Homo politicus, el primero  más referido a la identidad y actuación individual y el segundo, a la identidad colectiva y actuación pública de los ciudadanos; son éstas la función educadora y la función socializadora de la ciudad.  Es este su gran potencial educador y, es lo que hace posible no solamente hacer una historia de la ciudad, sino también, proyectar una imagen de ciudad, a partir de sus proyectos, sus intencionalidades , los énfasis y contenidos educativos, que l caracterizan y hace diferente y única en el concierto universal.
 
Hoy, como nunca antes, la ciudad requiere definir su identidad a partir de su modus vivendi, de sus diversos componentes de etnias y culturas ciudadanas, de su idiosincrasia, de sus huellas históricas, para reconocerse y ser reconocida, como entidad en el mundo global.  Por ello, toda ciudad debe desplegar grandes contingentes educadores, que ya contiene en si misma, importantes elementos para una formación integral de sus ciudadanos.
 
Uno de esos componentes de cultura e identidad ciudadana, son las huellas que han dejado en su paso por la vida, los más destacados hijos e hijas de esta tierra;  son las enseñanzas, las obras, las
instituciones, el pensamiento, las ideas, que han forjado esta patria.  
 
Nuestra ciudad, en su lectura del espacio público, ha rendido merecido y honroso homenaje a héroes, ilustres ciudadanos, ciudades y países que recuerdan batallas generadoras de independencia y libertad, o pioneros de las artes, del desarrollo y prosperidad de la región, designando vías céntricas con sus nombres, a fin de que su evocación, mantenga presente en el inconsciente colectivo, el legado que forma parte de nuestro ser social de hoy y punto de partida para el mañana. 
 
Por ello, hoy queremos destacar el aporte femenino a la región, porque entendemos la  a Medellín, no sólo como el conglomerado urbanístico y de pobladores, sino como un gran cuerpo con un alma grande;  una ciudad viva, que siente, que se mueve; una ciudad con corazón propio y con una memoria que honra a quienes han dejado su legado esencial y para contribuir al enriquecimiento de la Memoria Colectiva de las gentes de Medellín y Antioquia, se designan varias de las arterias viales de Medellín, con el nombre de mujeres de esta región, cuyas vidas y obras merecen un reconocimiento peremne y, un sitial de honor  en la memoria colectiva de los antioqueños, en especial, de los medellinenses.