Protocolo

    A diferencia de la etiqueta, que fija los estilos y las costumbres que deben acatarse de manera exacta en ceremonias, actos públicos y en la vida social y familiar, y del ceremonial, que conjuga las formalidades para cualquier acto solemne, el protocolo es mucho más que un conjunto de normas de obligado cumplimiento. Es, más allá, la costumbre obligada que se va legando de generación en generación y se acata por discernimiento natural. Pero son muchos lo capítulos y apartes que lo componen, así que a partir de esta edición este será mi tema, por un buen rato.


    Página 18 / Edición 292/ Marzo de 2005

    Ir a Crónica Rosa